Opinión

Tres claves para el éxito de los servicios de seguridad gestionados

No es ninguna novedad que el mercado de la ciberseguridad se encuentra en plena expan­sión en nuestro país. Según las estimaciones de IDC Re­search España, este año el sector supera­rá los 1.300 millones de euros, lo que su­pone un incremento del 7% con respecto a 2018. Pero si hay una conclusión que me resulta especialmente interesante del aná­lisis de la firma, es el auge de los ser­vicios de seguridad gestionados, que en 2019 supondrán ya el 50% de la inversión en seguridad TI, una tendencia que, si bien tiene un impacto en todos los sectores económicos, estará liderada por compañías de banca y de la industria.

Gracias al modelo de servicios gestio­nados, las organizaciones pueden optimi­zar sus capacidades y tiempos de respues­ta en el escenario de amenazas actual, sin necesidad de reforzar sus propios equipos de seguridad TI. Además, desde el punto de vista del canal, representa una oportu­nidad de crecimiento potencial de sus in­gresos, pero, al mismo tiempo, exige que éste sea capaz de cumplir una serie de re­quisitos para poder cubrir las necesidades de sus clientes. En este sentido, para mí existen tres claves que todos los provee­dores de servicios de seguridad gestiona­dos deberían tener en cuenta para poder adaptarse al mercado.

“Buscamos en el canal partners capaces de dar servicios que permitan proteger la última milla”

Especialización. Las empresas se en­frentan hoy a una escasez de talento en ciberseguridad que, según los expertos, no hará más que agravarse en los próxi­mos años. Sin ir más lejos, una encues­ta del Centro para la Ciberseguridad y Educación (ISC) apunta que en 2022 ha­brá 1,8 millones de puestos de trabajo sin cubrir en el sector, 350.000 de ellos en Europa. Así, los proveedores de servi­cios de seguridad que cuenten con equi­pos altamente especializados estarán en condiciones de cubrir esta brecha de ta­lento de las organizaciones. En el caso de Cytomic buscamos partners especiali­zados con capacidad de SOC, servicios CSIRT y de respuesta a incidentes que nos ayuden a completar nuestra propuesta de valor para el cliente final.

Servicios de valor. Es indudable que el panorama actual de amenazas requiere que las empresas implemen­ten soluciones de ciber­seguridad avanzadas. Pero no solo eso; no­sotros creemos que es fundamental aportar servicios avanzados. Y por ello, como fa­bricante, no nos que­damos en el produc­to, sino que apor­tamos el bino­mio tecnolo­gía-servicio, en un primer nivel de servi­cio horizontal. Lo que busca­mos en el ca­nal son part­ners capaces de desarrollar servicios con nuestra tec­nología y adaptarlos a las necesidades particulares de cada cliente. Se trata, en definitiva, de servicios que permitan pro­teger la última milla, como pueden ser el threat hunting, la automatización y la in­teligencia en el SOC.

Gestión de la complejidad. Uno de los motivos por los que las compañías recurren a los proveedores de servicios de seguridad es la necesidad de reducir la complejidad, por lo que éstos deberán ser capaces de gestionar correctamente múltiples tecnologías de seguridad den­tro de una misma empresa. Esta circuns­tancia es algo que nosotros tenemos es­pecialmente en cuenta y por eso la plata­forma Cytomic, que supone la base de nuestro offering, ha sido diseñada bajo el enfoque “API-first”, orientado a la ex­tensibilidad e interoperabilidad con los otros procesos, sistemas y aplicaciones de los que ya dispongan el cliente y los partners.

El aumento de ciberataques, tanto en número como en diver­sidad, y la complejidad tec­nológica han puesto de manifiesto que los enfo­ques tradicionales de seguridad y preven­ción ya no son sufi­cientes. Para las com­pañías no siempre es fácil adaptarse a es­ta realidad y los pro­veedores de servicios de seguridad gestio­nados creo que ju­garán un papel fun­damental en este es­cenario, ayudándo­nos también a los fa­bricantes a reforzar nuestras tecnologías y servicios.

LA PREGUNTA
¿Va a haber roturas de stock en el canal en la recta final de 2020?