Casos de éxito

Mcall mejora su 'call centre' con Ozona

Virtualización

El integrador despliega un proyecto de 100 puestos virtualizados para los teleoperadores de la compañía lusa.

El integrador de proyectos de virtualización Ozona ha llevado a cabo una implantación de escritorios con tecnología Citrix en Mcall, empresa de call center portuguesa perteneciente al grupo Brisa. Así, Ozona se ha encargado de la puesta en marcha de un proyecto de 100 puestos de trabajo, lo que ha permitido mejorar el rendimiento del parque informático y los tiempos de respuesta de la plantilla de teleoperadores.

La necesidad de renovación de la plataforma informática de Mcall, ya que no respondía con la velocidad requerida al desarrollo del trabajo de los teleoperadores que debían contactar en simultáneo, hizo que la firma portuguesa optase por la virtualización como inversión para mejorar el rendimiento y el ROI.

La implantación se dividió en dos partes: un proyecto piloto y después uno final. El proceso contó con dos técnicos que durante 10 días trabajaron interna y externamente en Mcall con aplicaciones de Citrix. Por un lado, se utilizaron 3 XenServer enlazados con Storage ISCSI; tres XenApps para servir aplicaciones SAP; un XenDesktop para dar servicio a todos los desktops; un Provisioning para imágenes para los desktops y XenApp y, un VPX para acesso remoto a toda la infraestrutura.

Gracias a este proyecto, Mcall ha centralizado toda la información en una única plataforma liberando máquinas obsoletas de datos y software. La solución ha permitido la utilización de las mismas máquinas evitando inversiones excesivas, aumentando la capacidad de procesamiento y con una mejora del rendimiento de los teleoperadores.

“La compañía ha ganado en tiempo de respuesta en más de 30 segundos e interacciones de aproximadamente 5 minutos con capacidad de atender más de 300 conversaciones por día, con un coste de 0,6 euros, 180 euros/día, aproximadamente son 47.000 euros, lo que significa un ROI del proyecto en apenas un año”, señala Pedro Guerreiro, director de Ozona en Portugal.

LA PREGUNTA
¿Va a haber roturas de stock en el canal en la recta final de 2020?