Opinión

El valor de las alianzas estratégicas en el mundo de la complejidad de datos

El poder de las alianzas estratégicas ha quedado claro en el mundo digital en el que vivimos. Las empresas en varios sectores trabajan sin descanso con proveedores de tecnología para crear propuestas innovadoras y emocionantes, empleando las últimas tecnologías. Algunas alianzas estratégicas aportan gran parte de la experiencia técnica que se necesita, como es el caso de Audi trabajando con Huawei en el coche conectado.

Las empresas de software han creído históricamente que el valor que aportan radica en el propio software, por eso prefieren trabajar por su cuenta, levantando muros y creando productos cerrados. Sin embargo, ahora muchos técnicos buscan proveedores con un nivel de apertura, incluso los que buscan software cerrado o patentado. Dicho en pocas palabras, el software solo puede existir gracias a las alianzas estratégicas entre proveedores y en los entornos TI modernos se trata de casar almacenamiento, potencia informática, la conexión en red y las aplicaciones para que el trabajo salga adelante.

Quizás el aspecto más importante de las alianzas estratégicas es la capacidad para conseguir que las soluciones estén orientadas hacia el cliente y sus necesidades. En lo que respecta al mundo de la tecnología, una de las necesidades comerciales más importantes y urgentes es la de contar con acceso al valor completo de los datos.

Para cualquier empresa los datos pueden ser extremadamente valiosos. Dado que los datos están esparcidos por toda la empresa, resulta mucho más difícil e importante garantizar la disponibilidad de estos datos para todos los que trabajan en la empresa. Este es un problema acuciante, las empresas pueden perder una oportunidad al no contar con la información y por ello obtener análisis imperfectos. Se trata de un reto al que se puede hacer frente con el potencial que ofrecen las alianzas estratégicas.

Las empresas de software han creído históricamente que el valor que aportan radica en el propio software

Los proveedores de software pueden ofrecer una disponibilidad de datos excepcional para sus clientes al trabajar conjuntamente para crear un ecosistema digital potente. Ello significa que tanto los proveedores de cloud como de soluciones en las instalaciones se unen en una plataforma para ofrecer al cliente una experiencia sin interrupciones. Al desarrollar relaciones estrechas con los partners, las plataformas de gestión de datos pueden proporcionar la integración del hipervisor, del almacenamiento así como interfaces con aplicaciones clave, como Microsoft 365, en un solo sitio.

Aunque no existe ninguna empresa que pueda ofrecer disponibilidad integral de datos, gracias a la colaboración que tiene lugar entre bastidores, las empresas realmente se pueden beneficiar de todos los datos que tienen. Hoy en día, la ‘hiperexpansión’ de los datos hace que las empresas se enfrenten al dolor de cabeza que supone tener acceso a los datos. Sin embargo, también es un reto garantizar que todos los datos se pueden recuperar en caso de una interrupción de servicio, una pérdida, un ataque o un robo.

El entorno informático de la nube híbrida y multicloud presenta retos específicos para la protección de datos. Por ejemplo, mientras los proveedores de cloud ofrecen su propio backup, snapshots y soluciones de alta disponibilidad, todos estos enfoques requieren que los técnicos aprendan y comprendan los servicios específicos para proveedores.

Aquí es donde las alianzas estratégicas entre proveedores de software pueden ser útiles. Los proveedores de hardware y software pueden aprovechar las interfaces de programación de las aplicaciones (API) para ofrecer a los clientes la integración que necesitan. Así las empresas se beneficiarían de una única solución de gestión para la protección de datos, independientemente de cuántos proveedores tengan. Básicamente, esto racionalizaría los procesos de trabajo de backup y crearía una protección de datos más fuerte en toda la empresa.  A través de la colaboración la comunidad TI puede ofrecer una experiencia cómoda y sin interrupciones para todas las empresas.

LA PREGUNTA
¿Cuánto supone el IoT (Internet de las cosas) en su negocio actual?