Noticias

Las ventas de impresoras 3D avanzan un 25% hasta septiembre

Negocios

Según Context, el negocio de la impresión 3D pasará de mover 5.000 millones de dólares en 2016 a 16.000 millones en 2020

Impresora 3D de BQ.
Impresora 3D de BQ.

Las ventas de impresoras 3D avanzaron en todo el mundo un 25% en los tres primeros trimestres de 2016, según adelanta la consultora Context. Este incremento de las unidades comercializadas en todo el planeta se debió a la bajada de precios de estos equipos, sobre todo en el ámbito de los equipos de sobremesa.

En total, entre enero y septiembre pasados se lanzaron al mercado algo más de 217.000 equipos, un 96% de los cuales fueron impresoras personales y de sobremesa con un precio medio por debajo de los 1.000 dólares. En concreto, este segmento de gama baja avanzó un 27% en el periodo, mientras que cayeron un 12% las máquinas industriales. En total, de éstas últimas se comercializaron sólo 7.726 unidades hasta septiembre, aunque, eso sí, supusieron el 78% de los ingresos totales.

En el segmento de equipos de sobremesa, el primer fabricante por ventas fue la taiwanesa XYZprinting, con un 22% de cuota. Context recuerda que finalmente no entró en este segment Mattel, como en principio estaba previsto. Y que, salvo Polaroid, no hubo entrada de marcas de electronica de consumo o informática en el negocio. En todo caso, desde Context avanzan que seguirán apareciendo startups y nuevas marcas en el mercado, toda vez que sigue siendo un negocio en crecimiento.

Mientras tanto, en el segmento industrial y profesional la gran noticia fue la entrada oficial de HP en el negocio, aunque las primeras máquinas de la compañía no fueron lanzadas hasta muy avanzado el año. De hecho, las noticias sobre la incorporación de HP a este mercado han ralentizado hasta cierto punto las ventas, toda vez que muchos han preferido esperar a las posibles novedades del gigante estadounidense.

La previsión de Context es que todo el negocio de la impresión en 3D, que incluye también materiales y servicios, pase de los 5.000 millones de dólares de 2015 a 16.000 millones en 2020. Es decir, que en cuatro años se triplicaría con creces. Todo dependerá, en opinión de Context, de que la industria vaya más allá de los prototipos y sea capaz de llevar sus dispositivos, no sólo de metal, sino también de plásticos, a las líneas de producción.

Ventas de impresoras 3D industriales, de enero a septiembre de 2016

Ventas impresoras 3D industriales enero-septiembre 2016.
Ventas impresoras 3D industriales enero-septiembre 2016.

Ventas de impresoras 3D de sobremesa, de enero a septiembre de 2016

Ventas impresoras 3D de volumen enero-septiembre 2016.
Ventas impresoras 3D de volumen enero-septiembre 2016.