Noticias

La nube ya supone el 27% de los ingresos mundiales de Microsoft

Negocios

La compañía factura en el último trimestre del año 32.500 millones de dólares, un 12% más. Se queda ligeramente por debajo de las previsiones por los problemas de suministro de chips para PC, aunque su negocio en la nube crece un 48% y se sitúa en 9.000 millones en el trimestre

Satya Nadella, CEO de Microsoft, en una convención de partners de la compañía.
Satya Nadella, CEO de Microsoft, en una convención de partners de la compañía.

Por poco, pero Microsoft se quedó por debajo de las expectativas de los analistas en el último trimestre de 2018, cuyos resultados ha dado a conocer la compañía estos días. Microsoft ha reportado unos ingresos totales en el periodo de 32.470 millones de dólares. Las ventas de Windows, según destaca Financial Times, cayeron un 5% por los problemas en el mercado de PC a causa de los problemas de abastecimiento de procesadores, sobre todo de gama baja, en Intel. En cualquier caso, el gigante del silicio, que acaba de nombrar definitivamente como CEO a Bob Swan, ha avisado de que espera solucionar estos problemas en los próximos meses.

En todo caso, el mercado sigue respondiendo a la estrategia de Microsoft de ir a la nube con productos como Office 365 y plataformas como Azure. Así, las ventas de productos y servicios desde Azure crecieron en el periodo un 76%. Por su parte, la versión para empresas de Office 365 dejó un 34% más de ingresos. Todo el negocio cloud de Microsoft creció un 48% y se situó en 9.000 millones de dólares, con lo que ya supone un 27% del total. Son cifras que muestras que el viaje de la firma de Satya Nadella al cloud se ha acelerado y que productos tradicionales como Windows cada vez pesan menos.

Buen comportamiento de Surface y Xbox

Gracias al tirón de la nube, las ventas totales de la compañía crecieron un 12% en el trimestre. Además, en el capítulo de beneficios, Microsoft sí que superó las expectativas, y reportó ganancias netas de 8.400 millones de dólares. En el trimestre, los consumidores compraron más dispositivos Surface que nunca antes. La línea de portátiles de Microsoft creció en ventas un 39%, y también tuvieron un buen comportamiento las ventas de Xbox, gracias a la eclosión del gaming en general y de juegos como Fortnite en particular. La consola y los servicios asociados proporcionó a Microsoft un 31% más de facturación que en el último trimestre de 2017. Por otro lado, Microsoft informó de que las ventas de Linkedin subieron un 29% en el trimestre.

Los inversores premian la solidez del negocio de Microsoft 

A pesar de la caída momentánea en Bolsa tras el anuncio de los resultados del cuarto trimestre del año, Microsoft marca una tendencia claramente positiva en el parqué en los últimos tiempos. Después de los años bajo la batuta de Steve Ballmer, en que la acción se mantuvo casi congelada, la trayectoria del valor es intachable. En los últimos cinco años, que corresponden con la dirección de Satya Nadella, el valor se ha triplicado y Microsoft disputa la primacía mundial en valoración bursátil a Amazon, con una capitalización en estos momentos que ronda los 820.000 millones de dólares.

El mercado ha premiado la migración a la nube y la automatización que ello supone, la clara apuesta por la mejora de los productos y servicios asociados y que Microsoft, al contrario que Google o Facebook, no dependa de un mercado tan volátil como la publicidad. Además, Microsoft, frente a otros gigantes tecnológicos, no está en el punto de mira de los reguladores en estos momentos, puesto que su negocio no depende del uso de los datos personales de sus clientes. Microsoft gira su negocio en torno al software básico que hace funcionar a las empresas, y esto la hace más inmune a los vaivenes de la economía. Y la Bolsa y los inversores lo saben.

LA PREGUNTA
¿Está interesado como partner en explotar el negocio de servicios de seguridad gestionados?