Noticias

WatchGuard se aplica para evitar el exceso de distribución

Seguridad

El fabricante de seguridad, que crece en España a un ritmo cercano al 20%, refuerza sus UTM para combatir las últimas amenazas. Lo cuenta Carlos Vieira, country manager

Carlos Vieira, country manager de WatchGuard.
Carlos Vieira, country manager de WatchGuard.

El mundo de seguridad vive desde hace unos años una etapa muy dulce. La proliferación de ataques y brechas de seguridad ha puesto la ciberseguridad en la agenda de los equipos directivos de las compañías. Fabricantes y mayoristas de este sector han mostrado en los últimos ejercicios crecimientos muy por encima de la media de la industria tecnológica, con avances anuales casi siempre entre el 10% y el 20%. La filial de WatchGuard en España se mueve en esta onda.

Según el country manager de la firma estadounidense, Carlos Vieira, en los nueve primeros meses de 2018 el negocio local creció un 18%. “Podemos decir que ha sido un año positivo tanto en número de distribuidores como desde el punto de vista de nuestro portfolio, donde llevamos un tiempo incorporando a nuestra oferta principal de UTM otras tecnologías y servicios, como DNSWatch, para combatir la suplantación de identidad, o InteligentAV, un nuevo servicio de análisis antivirus que utiliza IA y machine learning para predecir, detectar y bloquear el malware de día cero sin necesidad de bases de datos de firmas”.

Gracias a este fortalecimiento de su oferta, Vieira cree que su compañía puede responder mejor a los tres principales desafíos de las pymes en materia de seguridad: el phishing, el malware avanzado y la gestión de contraseñas. Además, señala que el GDPR está haciendo que las pequeñas empresas sean ahora mucho más receptivas a la seguridad que antes.

Los tres principales desafíos de las pymes en materia de seguridad: el phishing, el malware avanzado y la gestión de contraseñas, según Vieira

El country manager de WatchGuard dice que cuenta en este país con “una red de canal fuerte” que está encabezada por dos mayoristas, Ajoomal y Aryan, que atienden a unas 400 compañías diseminadas por todo el territorio. De este canal, algo más de 60 partners, entre España y Portugal, están certificados por el proveedor. Carlos Vieira reconoce que no existe “una fórmula mágica cuando se trata de protección, y más cuando vemos que las amenazas ya no discriminan por tamaño de empresa”. Además, el directivo recuerda que muchas empresas no tienen los recursos para investigar y desplegar una larga lista de soluciones de seguridad.

Muchos motivos para el canal

Por eso, la misión de WatchGuard es “desarrollar continuamente” su plataforma de seguridad unificada y su oferta de productos y servicios para tener listo un paquete “único y sencillo”, y “accesible para todos”. Además, presume de que WatchGuard es una marca “altamente competitiva” en precios, y que aporta unos márgenes “muy interesantes” al canal. Los partners, según Vieira, tienen una larga lista de motivos para trabajar con la compañía: spiffs (incentivos de venta que se cobran de forma inmediata), rebates, vouchers o vales de compra, fondos de marketing, incentivos puntuales, flexibilidad y cercanía a la hora abordar proyectos, protección y soporte constante al canal, políticas estrictas para evitar la sobredistribución...

Los motores de tracción del mercado este año, en su opinión, serán una mayor concienciación de las empresas por proteger sus activos o la mayor accesibilidad de pymes y empresas con varias oficinas a soluciones como SD-WAN o Fireware. Además, “cada vez más partners empezarán a ofrecer soluciones de autenticación multifactor (MFA), por lo robustas y efectivas que son, y también se prestará más atención a la securización de las redes Wi-Fi, donde WatchGuard aporta tecnologías WIPS para poder crear un entorno inalámbrico confiable y seguro”.

Las contraseñas serán el “eslabón débil este año”

El 2018 fue un año en que proliferaron los ataques de ransomware y malware avanzado. También se vieron muchos casos de criptominería y crecieron exponencialmente los incidentes de phishing y spear-phishing, sin olvidar los incidentes asociados al robo de contraseñas o las brechas de datos, según el análisis del country manager de WatchGuard.

En 2019, Vieira cree que precisamente las contraseñas seguirán como “el eslabón débil” de la seguridad. Por eso es vital que las empresas implanten la autenticación multifactor. También el phishing seguirá ocupando un papel importante en el panorama de amenazas, sobre todo en la modalidad de spear-phishing, donde la estafa se personaliza mucho. Asimismo, predice que los chatbots se volverán “fraudulentos” y que veremos hackers que provocarán “apagones en el mundo real” y ransomware dirigido a servicios públicos y sistemas de control industrial. Asimismo, se producirán hackeos de redes Wi-Fi con el último estándar de cifrado, el WPA3. En fin, que el año se presenta movidito, según WatchGuard.

LA PREGUNTA
¿Cómo cree que va a ir su negocio en este año 2019?