Entrevistas

“El mercado de servidores está viviendo su propia revolución”

Cloud

Santiago Méndez, director general de Tech Data Advanced Solutions en Iberia

Santiago Méndez, responsable del negocio de valor de Tech Data.
Santiago Méndez, responsable del negocio de valor de Tech Data.

El negocio de servidores vive un momento crucial. Con unas ventas de hierro a la baja y una aceleración de la migración de cargas de trabajo a la nube pública, los fabricantes de máquinas y el canal de distribución se enfrentan a una coyuntura complicada. No obstante, son muchos los expertos que indican que prevalecerán los entornos híbridos.

En este contexto, las vías para hacer negocio cada vez más estarán en diseñar propuestas muy flexibles para que los clientes orquesten todas sus nubes con las que trabajan. Santiago Méndez, director general de Tech Data Advanced Solutions en Iberia, valora la evolución de este mercado y las oportunidades que en él tendrán los partners.  

¿Cuál ha sido la evolución de la venta de servidores y almacenamiento en 2019 y qué previsión hay para 2020? Por mis informaciones, se trata de un negocio a la baja en los últimos tiempos, con caídas del 16% en servidores vendidos en 2019, por ejemplo.

La visión de Tech Data no es tan pesimista, ya que hemos crecido tanto en las áreas de computación como en almacenamiento, y en todas las áreas de trabajo. Hemos crecido tanto en ingresos como en cliente, gracias al impulso de fabricantes líderes como HPE, así como del esfuerzo que desde Tech Data Advanced Solutions hemos hecho para acercar este tipo de soluciones al mercado de la mediana y pequeñas empresas.

Es cierto que el número de unidades pueda haber sufrido una ligera caída, pero ello se ha debido al descenso en determinados tipos de equipos, como los servidores tipo torre y los más sencillos. Pero en el global del negocio se ha visto compensado con la venta de equipos de mayor valor.

¿Cómo se está comportando la demanda de estas tecnologías entre los clientes nacionales?

El mercado de servidores está viviendo su propia revolución. Algunos de los servicios antes alojados en ellos están migrando a la nube, como Office, y, por otro lado, la oferta de servicios IaaS y de servicios gestionados completos no deja de aumentar. También han aparecido en el mercado nuevos jugadores en hiperconvergencia y tecnologías como contenedores o blockchain siguen empujando. Y todo ello sin olvidarnos de la virtualización de servidores. No es de extrañar que estemos en un momento de bastante confusión en este mercado.

En el mercado continúa habiendo una fuerte demanda de infraestructura de CPD impulsada por la transformación digital de las empresas y el big data, así como por los cambios en la manera de gestionar la tecnología, ya que muchas empresas están cambiando su modelo de negocio, pasando de uno basado en CAPEX a otro en OPEX.

Algunas fuentes dicen que la migración de cargas de trabajo a la nube pública se ha acelerado en España, sobre todo en las grandes empresas, y que eso está lastrando y va a lastrar mucho la venta de máquinas a nivel local. ¿Cómo lo ve?

La nube pública se ha convertido en una herramienta más a disposición de los responsables de IT de las empresas. Pero la tendencia hacia la nube híbrida es la que está ganando un mayor peso en el mercado. Los clientes utilizan la nube pública para recursos menos importantes en su negocio o en momentos en el que otras soluciones se ven desbordadas, o también para utilizarla en soluciones de recuperación de datos. En general, las empresas prefieren tener su negocio principal en sus sedes o en la nube de un proveedor de confianza.

¿Dónde van a estar las oportunidades de negocio para los integradores de sistemas centrados en el CPD con un panorama donde brillan los grandes proveedores de servicios, tipo AWS o Azure? ¿Cómo se pueden reinventar estas compañías?

El pago por uso es la verdadera oportunidad de negocio en el CPD para los próximos años. Su aparición surge en un momento en el que los directores financieros de las empresas juegan un papel muy relevante, y en el que cuentan casi con tanto peso como los CIO.  

Empresas como HPE crearon hace años GreenLake, un sistema de pago por uso que, si bien inicialmente iban dirigido a la gran empresa, poco a poco ha ido ampliando su presencia a otro tipo de compañías. GreenLake, del que Tech Data es el mayorista de referencia en España, incorpora todo un amplio conjunto de elementos, desde hardware, software on-premise, soluciones cloud de terceros, servicios del canal de distribución, etc.

¿Cómo está la inversión en servidores y almacenamiento del sector público y cómo puede evolucionar con el nuevo Gobierno?

A partir del 11 de febrero entra en vigor en España el acuerdo marco 13/2018 de contratación por Patrimonio, que homologa empresas capaces de suministrar soluciones de servidores, almacenamiento, software y soluciones híbridas de los diferentes fabricantes. Este nuevo modelo rompe con el antiguo sistema en el que la Administración registraba soluciones directamente de los fabricantes.

Este sistema anterior exigía una actualización constante para estar al tanto de la última tecnología, lo que, en la práctica, generaba importantes retrasos. El nuevo sistema permite a las empresas ofertar las soluciones más innovadoras y que la Administración pueda estar a la vanguardia de la tecnología.

El nuevo Gobierno parece que apuesta por impulsar la tecnología y la transformación digital de la economía mediante la creación de una vicepresidencia que, entre sus objetivos, "impulsará el proyecto de digitalización de toda la Administración Pública". La carta de intenciones está en la mesa.

LA PREGUNTA
¿Cuál va a ser, en su opinión, la evolución de la demanda de tecnología en el sector público en los próximos meses?