Noticias

Capside demuestra que los partners pueden vivir (y bien) de la nube pública

Cloud

Este partner de Madrid, uno de los pocos en el mundo con certificaciones de primer nivel en AWS, Azure y Google, crece a ritmo de doble dígito desde hace años y compite en el exigente mercado británico

Álvaro Cabrera, de Capside.
Álvaro Cabrera, de Capside.

Capside es un partner que hace siete años vio claro que el mundo iba a la nube y apostó por este entorno. “Estuvimos probando la tecnología de nube pública tan pronto como estuvo disponible y la adoptamos de lleno cuando la consideramos madura para soportar los servicios de nivel crítico que demandaban nuestros clientes”, explica su managing director, Álvaro Cabrera.

Desde ese momento, Capside no ha hecho más que crecer en el cloud y hoy es uno de los muy pocos partners que operan en España con altos niveles de certificación en las tres grandes nubes públicas: Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure y Google Cloud Platform. Como resultado, todos los proyectos que ahora mismo está sacando adelante este partner se despliegan en nube pública y ya ha migrado a la totalidad de sus clientes con centro de datos tradicional a este entorno. “El 98% de nuestros ingresos proviene de servicios sobre nube pública”, recalca Cabrera.  

“El ritmo de innovación en nube pública es vertiginoso. Cada vendor anuncia cientos de novedades cada año”

Eso sí, el directivo destaca que Capside mantiene una estricta “neutralidad tecnológica”, no sólo en la capa de infraestructura, sino también en el middleware de aplicación o en la base de datos. El no casarse con nadie es, en su opinión, una respuesta a un mercado cada vez más maduro. “Los clientes, sobre todo las grandes corporaciones, demandan cada vez más proveedores multicloud que les permitan elegir la mejor solución para cada carga de trabajo, reducir la dependencia de una única nube y mejorar la disponibilidad en caso de contingencias”. En todo caso, AWS es, de lejos, el proveedor que más negocio acumula con Capside.

Alta exigencia formativa

A nivel técnico y formativo, el estar en primera línea en las tres grandes nubes públicas es una tarea “extremadamente exigente”. “El ritmo de innovación en nube pública es vertiginoso”, según Cabrera, que recuerda que cada proveedor anuncia cientos de novedades cada año. Sin embargo, en un momento en que el “todo el mundo dice saber de nube”, las certificaciones y las referencias de clientes son argumentos clave para Capside a la hora de diferenciarse “de los recién llegados o de partners especializados en un solo vendor”. Para mantener su ritmo de conocimiento, Capside invierte en formación un 7% de su facturación, que en 2018 rozó los 7,5 millones de euros.

“Todas las empresas han decidido ya ir a la nube, la duda es el cuándo y el cómo acometer esta transición”, dice Álvaro Cabrera 

En el mercado español, Cabrera detecta dos velocidades en la migración a la nube, que a veces se dan dentro de un mismo cliente. “Por una parte están las empresas o departamentos que son nativos en cloud, y por otro están las empresas o departamentos tradicionales, que arrastran la rigidez y las limitaciones que les impone su legacy”. Las primeras suelen ser negocio online y siguen una política cloud-first. De todas formas, el directivo cree que, tras una época inicial de indecisión, actualmente todas estas empresas han decidido ya ir a la nube. “Su duda es el cuándo y el cómo acometer esta transición”, repone.  

Además, Cabrera cuenta que, si en un principio las cargas de trabajo que se llevaban a la nube eran los nuevos desarrollos online, en la actualidad muchos nuevos servicios se realizan sobre tecnología de contenedores, que aportan algunas ventajas, “como un mayor nivel de portabilidad entre entornos y proveedores de nube”.  Como consecuencia de la mejora de la oferta de los proveedores de nube, que aportan conectividad, almacenamiento o gestión en sus plataformas, las empresas están migrando “todo tipo de cargas de trabajo”, incluso de core o back-end, como SAP HANA.

Planes ambiciosos

El futuro es brillante para Capside. En los últimos años ha consolidado su negocio en España, pero también en un mercado tan exigente como el británico. Asimismo, ha logrado incrementar la adopción en los clientes de su tecnología propia asociada a servicios gestionados y automatización y orquestación multicloud (Enzime y Replica), así como de sus componentes open source. “Nos encontramos en un momento muy dulce del mercado. Todas las empresas se plantean el movimiento a la nube pública, pero aún hay un grado de adopción relativamente bajo”, manifiesta Cabrera. Para 2019, Capside se ha planteado un objetivo “muy ambicioso” y ya en los cuatro primeros meses del año ha crecido a “doble dígito”. Además, Álvaro Cabrera anuncia que la compañía va a realizar una operación estratégica “de gran relevancia”. Conviene estar atentos.  

En la élite mundial del cloud

Capside ha conseguido el status de Premier Partner con AWS y Google Cloud, y el de Gold Cloud Partner con Microsoft. Son niveles máximos de certificación. Además, ha obtenido la Migration Competency y el reconocimiento de MSP Partner de AWS, así como el nivel de excelencia Azure Expert MSP de Microsoft. “Que dispongan de todo lo anterior, solo hay cuatro compañías a nivel mundial. Si añadimos operaciones y seguridad certificadas por ISO 20000 e ISO 27001, el número se reduce a cuatro en todo el mundo”, recuerda Cabrera. 

LA PREGUNTA
El crecimiento de la economía se está ralentizando. ¿Hasta qué punto lo está notando en su negocio?