Casos de éxito

Omega y Dell suben un 50% la capacidad del superordenador de Castilla y León

Corporate

El Centro de Supercomputación de Castilla y León (SCAYLE) hace el tratamiento de imágenes por satélite de los terrenos de cultivo que reciben ayudas de la PAC y participa en otros proyectos relacionados con el cambio climático

Instalaciones del Scayle de Castilla y León.
Instalaciones del Scayle de Castilla y León.

El integrador de infraestructuras TI Omega Peripherals ha llevado a cabo un proyecto de modernización tecnológica en el Centro de Supercomputación de Castilla y León, SCAYLE. Gracias a esta mejora, el centro ha incrementado en un 50% su capacidad de cálculo y se prepara para abordar proyectos que incluyan la aplicación de herramientas de inteligencia artificial. El presupuesto rozó los 400.000 euros.

Omega Peripherals, que emplea a 120 profesionales y que el año pasado tuvo unos ingresos de 33 millones de euros, ha implementado nuevos servidores dedicados al cálculo y GPU de procesamiento gráfico de Dell EMC. En concreto, se instalaron en el organismo castellano leonés servidores de los modelos PowerEdge C6420, PowerEdge R740 y PowerEdge R640, así como elementos de networking Dell EMC S3048-ON y switches de la marca Mellanox.

El presupuesto del proyecto, que implicó la instalación de servidores y redes, rozó los 400.000 euros

Todo ello ha permitido que SCAYLE pueda disfrutar ahora de una red de baja latencia Infiniband y de servidores de cálculo con potencialidades de supercomputación dirigidos a la recogida y tratamiento de imágenes por satélite con capacidades HDR. Gracias al proyecto desarrollado por Omega Peripherals, el Centro de Supercomputación de Castilla y León ha podido ampliar su potencia de cálculo en 104 teraflops, lo que significa añadir una capacidad de 104 billones de operaciones por segundo a los 226 existentes.

Esta nueva infraestructura tecnológica de SCAYLE ya ha hecho posible la participación de este organismo en un proyecto europeo de imágenes por satélite para la Política Agrícola Común (PAC). Se trata del proyecto Open-IACS, que consiste en el desarrollo de una plataforma abierta basada en supercomputación destinada a mejorar la gestión del Sistema Integrado de Gestión y Control (SIGC), que es la herramienta de control y tratamiento de imágenes por satélite de los terrenos cultivados destinada a gestionar de forma más eficiente las ayudas de la PAC, además de otros proyectos relacionados con la mitigación del cambio climático, la promoción del desarrollo sostenible y la protección de la biodiversidad.

Miembro de la Red Española de Supercomputación

SCAYLE es una entidad pública adscrita a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a través de la Dirección General de Telecomunicaciones y Transformación Digital de Castilla y León, que actúa como centro de servicios de computación y comunicaciones avanzadas de esa comunidad autónoma, con el fin de promover el desarrollo de la ciencia y la transferencia de tecnología entre organismos públicos de investigación, empresas e instituciones. SCAYLE es también miembro de la Red Española de Supercomputación (RES), una infraestructura distribuida que conecta 12 supercomputadores con el objetivo de ofrecer recursos de computación de alto rendimiento a la comunidad científica española.

LA PREGUNTA
El crecimiento de la economía se está ralentizando. ¿Hasta qué punto lo está notando en su negocio?