Noticias

Sólo un 13% de estudiantes de carreras STEM en España son mujeres

Corporate

España se equipara en esta estadística a países como Brasil o Chile

Una niña manipula un pequeño robot.
Una niña manipula un pequeño robot.

Esta semana se ha celebrado el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, una ocasión para recordar que aún persisten importantes brechas entre hombres y mujeres en el acceso a sectores como la ciencia, la tecnología, las ingenierías y las matemáticas (STEM). Esta disparidad de género pone en riesgo considerable la consecución de Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, que, en su ODS-4 vela por garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad.

Para la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), Iberoamérica sigue siendo una de las regiones del mundo más afectadas por esta brecha de género. De acuerdo con su publicación El Estado de la Ciencia 2020, a pesar de que el 55% de la población universitaria de la región esta´ integrada por mujeres, la participación de estas en carreras TIC es solo del 21%, siendo igual o inferior al 13% en países como España, Brasil o Chile.

En cuanto a la presencia de mujeres en la investigación, los datos de la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología, coordinada por el Observatorio de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la OEI, señalan que en Iberoamérica el 44% de quienes investigan son mujeres; sin embargo, en países como Chile o México, esta proporción apenas roza el 30%. Asimismo, la brecha de género se acrecienta aún más en la investigación que se hace en el sector empresarial, donde en países como Guatemala, solo el 15% del personal investigador en empresas está integrado por mujeres.

Si bien las mujeres representan el 42% del total de docentes universitarios en Iberoamérica, la cifra contrasta con los altos porcentajes de mujeres matriculadas, que en todos los países de la región supera el 50%, lo cual pone de manifiesto las dificultades de inserción laboral del personal académico femenino. De acuerdo con el informe, esto se debe al famoso "techo de cristal", que hace que resulte inaccesible a las mujeres alcanzar los puestos más altos dentro de los claustros académicos, debido a que los esquemas de estabilidad laboral siguen privilegiando al personal masculino. Esta situación se ha puesto de manifiesto con la irrupción de la Covid-19 en el campo científico, donde las mujeres representan solo el 25% de los de expertos que lideran los equipos de investigadores a nivel mundial, según cifras de la Organización Mundial del Trabajo (OIT).

 

 

 

 

 

 

 

 

LA PREGUNTA
¿Cuándo se producirá la recuperación de la economía y del negocio tecnológico?