Opinión

Innovación y sostenibilidad: motores de la nueva economía

Vivimos momentos de transformación, de ritmos trepidantes, de continua adaptación a las nuevas necesidades de un mercado que debe dar respuesta a las demandas que plantea el nuevo consumidor. Un contexto en el que la innovación marca la diferencia y la capacidad de competir de las empresas, y donde HP ha ido evolucionando e investigando durante décadas para conformar una estrategia centrada en el talento, la innovación y la creatividad, transformando nuestro modelo de negocio y adaptándolo a una nueva era.

Pero no sólo de innovación vive el hombre. La necesidad de cuidar los procesos de fabricación y que las empresas sean capaces de aumentar su compromiso social y su rentabilidad se ha convertido en uno de los grandes retos para las organizaciones. Hablamos de un enfoque de innovación sostenible, capaz de impactar positivamente en el entorno y en la propia sociedad y aportar valor y nuevas oportunidades para las personas.

Una estrategia basada en el respeto por las personas, en la contribución a la sociedad y en el cuidado del planeta. Una responsabilidad compartida, tanto a nivel individual, como de los organismos públicos y sobre todo de las empresas inmersas en procesos de transformación y en una búsqueda de alternativas más eficientes. Un objetivo que tiene su origen en un nuevo planteamiento de las operaciones y el rediseño de la manera en que se fabrica, se diseña, se utilizan y, sobre todo, en la manera en que se recuperan los productos para aprovechar al máximo los recursos disponibles y así poder rebajar la dependencia de materias primas, cada vez más escasas.

"En el año 2000 lanzó el programa HP Planet Partner, con el que se han se han conseguido reutilizar más de 90 millones de kilos de plástico"

HP lleva tiempo tomándose este tema muy en serio y en el año 2000 lanzó el programa HP Planet Partner, con el que se han se han conseguido reutilizar más de 90 millones de kilos de plástico en la fabricación de 3.900 millones de nuevos consumibles para el mercado de la impresión, evitando que 325 toneladas de plástico terminaran en el océano, el equivalente a más de 25 millones de botellas de plástico.

Con un claro enfoque hacia un modelo de economía circular, basado en la utilización de materiales eficientes, reciclables y reutilizables, en 2018 HP incorporó más de 21.000 toneladas de plástico reciclado en sus productos, lo que supone un 7% del contenido total. Y el objetivo es aún más ambicioso para el futuro a la hora de incrementar la cantidad utilizada de plástico reciclado en su portfolio de impresión y sistemas personales, y poder llegar así hasta el 30% para 2025 y pasar de las 390.000 toneladas recicladas en 2018, hasta los 1,2 millones de toneladas para 2025.

En definitiva, a pesar de que en ocasiones la innovación se puede percibir como una opción arriesgada, también es cierto que solo a través de esta conseguimos avanzar y evolucionar. Algunos estudios revelan que la capacidad humana para innovar existe desde hace más de 300.000 años. Esto quiere decir que hoy vivimos el momento que vivimos porque el hombre primitivo ya aplicaba su imaginación y creatividad a través de la innovación y conseguía así resolver problemas de su entorno con el fin de adaptarse, fomentar cambios y sobrevivir.

LA PREGUNTA
¿Va a haber roturas de stock en el canal en la recta final de 2020?