Opinión

El retorno a la “presencialidad” para el canal

Después de casi dos años de pandemia, hay signos de una relativa vuelta a la normalidad, a medida que aumentan las tasas de vacunación. En muchos países, ya es muy común que los empleados vuelvan a las oficinas dos a tres días por semana, y se nota el aumento de tráfico en las carreteras. Se ve en el trasporte público y se siente en nuestra actividad cotidiana. Por fin tenemos pruebas tangibles de que si, efectivamente se empieza a volver la normalidad. Pero siempre me pregunto en qué consistirá esa normalidad y cómo afectará a nuestro canal, y es un tema sobre el cual he venido reflexionando últimamente.

No cabe duda de que la pandemia ha acelerado la transformación digital a todos los niveles. Todas las empresas que tenían planes de digitalización los aceleraron, y pasaron a adoptar servicios cloud a un ritmo muy superior al esperado. Se podría decir que la pandemia fue como la mecha que hizo explotar la transformación digital. El trabajo en remoto, la “cloudificación” de servicios, la necesidad de tener resiliencia y estar preparados para la recuperación ante desastres, pasaron a ser temas de gran actualidad y vital importancia para el canal.

Esto se reflejó creando en el canal una mayor interdependencia, tanto hacia arriba como hacia abajo en la cadena de suministro, e involucrando tanto a fabricantes, mayoristas, distribuidores, como a los propios clientes finales. Esta interdependencia existe en muchos niveles. Con la mayor adopción de servicios en la nube y de modelos de negocio basados ??en servicios de suscripción, lo que se convertirá en una parte aún más arraigada de las relaciones de canal. La pandemia también ayudó a reforzar el sentido de solidaridad. Aunque la Covid-19 nos pilló a todos por sorpresa, la forma en que el canal respondió colectivamente a la pandemia tuvo similitudes con la forma en que reaccionó después de la crisis financiera de 2008. Se puede decir mucho sobre las personas y las organizaciones por cómo responden a una crisis y, en mi experiencia, todo el canal se volcó de la noche a la mañana para garantizar que la implementación de una transformación digital radical fuera un éxito.

No solo eso, la nueva forma de trabajar alimentada por la pandemia nos obligó en cierta manera a desarrollar relaciones más personales con el uso de la tecnología. Las cámaras entraban por primera a vez en nuestros hogares, nuestros hijos y mascotas se colaban de manera espontánea en las llamadas de Teams o Zoom, otorgando a todas estas interacciones virtuales un toque más humano, y demostrando que acontecimientos como los vividos han demostrado ser invaluables para construir relaciones. Ahora que las restricciones se alivian poco a poco, y que parece que la vuelta a la normalidad se acerca, esperamos poder volver a compartir en persona, lo que sin duda alguna impulsará el intercambio de ideas y la innovación.

Otra de las cuestiones que ha subido en importancia en las agendas corporativas ha sido el de la sostenibilidad. Al igual que la pandemia aceleró aún más la transformación digital, también impulsó en nuestra industria la búsqueda de mejoras en la eficiencia energética de nuestros productos y la reducción de la huella de carbono en cada una de nuestras interacciones, lo que sin duda ha tenido un impacto muy positivo para nuestro canal en particular, y para nuestra sociedad en general. Nuestra empresa está cada vez más comprometida con la sostenibilidad, que se refleja en nuestras últimas innovaciones tecnológicas, y poder trabajar junto con nuestros socios comerciales para ayudarles a conseguir que sus clientes reduzcan las emisiones de energía, agua y gases de efecto invernadero ha sido una de las mayores satisfacciones durante estos tiempos desafiantes.

Por último, me gustaría reflexionar también sobre lo importante que es la tecnología y el papel tan vital que tiene en nuestras vidas. Siempre me he sentido agradecido de trabajar en una industria tan dinámica, tan innovadora y progresista como son las TIC. Pero si es verdad que durante la pandemia me he sentido especialmente orgulloso de formar parte de una industria que es absolutamente necesaria para la sociedad, una industria que provee la infraestructura crítica que nos permite vivir día a día. Ahora, con el retorno de la presencialidad al canal, espero que ese orgullo que siento yo, y que es palpable entre todos nosotros, vuelva a celebrarse en formato presencial en los premios, los seminarios, las conferencias y todos aquellos eventos donde se puede sentir y compartir el orgullo y los logros del canal de TI.

LA PREGUNTA
¿Qué impacto cree que tendrá Windows 11 en su negocio en los próximos meses?