Opinión

Cómo afectará la realidad aumentada a los ISV en 2021

Si bien el año 2020 fue todo un reto, también supuso una oportunidad para los proveedores independientes de software (ISV) que innovaron y adaptaron sus ofertas para satisfacer las nuevas necesidades de los clientes. Una tendencia que se aceleró significativamente fue el uso de la realidad aumentada o asistida (RA). La RA se ha utilizado de forma más frecuente durante el último año, a medida que los ISV y sus clientes evolucionan hacia nuevas formas de hacer negocios. Cada vez se recurre más a esta tecnología para apoyar la asistencia remota en el servicio de campo y proporcionar orientación para las operaciones de fabricación manos libres. Para los ISV que aún no han habilitado la RA en sus aplicaciones, ahora es el momento de prestar atención a los clientes que exigen cada vez más apoyo a esta tecnología.

Antes de la crisis de la COVID-19, ya había empresas pioneras utilizando la RA, pero la pandemia mundial aumentó el interés por esta tecnología, ya que muchos directores de operaciones de fabricación y de mantenimiento reconocieron el valor del acceso telemático a expertos que ya no podían visitar en persona. El apoyo de la RA al acceso remoto será importante en 2021, ya que los viajes de negocios siguen bajo mínimos debido a las restricciones y medidas de seguridad. Es más, incluso después de que pase la pandemia, la RA seguirá siendo una opción para los especialistas que están menos dispuestos a viajar con frecuencia.

Además del envejecimiento de la mano de obra, la necesidad de acceder en tiempo real a un experto es otro factor que impulsa el uso de la RA en el sector manufacturero. En situaciones en las que las averías de los equipos deben arreglarse lo antes posible, la capacidad de contar con los mejores expertos en el equipo de forma digital utilizando la RA puede acelerar la vuelta a la normalidad. Para instalaciones donde las averías de los equipos pueden traducirse en pérdidas de millones de dólares, es fundamental tener acceso directo y siempre disponible a la asistencia de un experto.

La aparición de los monitores ópticos portátiles

Aunque la RA puede utilizarse en un smartphone o en un ordenador portátil empresarial, el verdadero valor de la asistencia remota de expertos se aprecia cuando el operador de campo puede tener las manos libres. En muchos casos, los ISV y sus clientes están recurriendo a innovadores monitores ópticos portátiles (HMD), que pueden llevarse directamente en la cabeza o acoplarse a las gafas de seguridad del empleado.

Afortunadamente para los ISV y sus clientes de servicios móviles, el creciente uso de la RA para el mantenimiento llegó en un momento en que las características, el rendimiento y el coste de la tecnología HMD comenzaban a madurar. El mercado está viendo entrar a más proveedores de HMD con variedad de enfoques técnicos, lo que facilita a los ISV y a las empresas de fabricación encontrar al proveedor más adecuado.

Los ISV que deseen adaptar sus soluciones de RA para utilizarlas en un HMD en lugar de en un dispositivo de mano pueden necesitar utilizar el kit de desarrollo de software (SDK) de esos proveedores de HMD para aprovechar al máximo sus funciones. Elegir el monitor óptimo e invertir tiempo en trabajar con su SDK es una decisión clave para los ISV. Tienen que considerar cuáles quieren seleccionar y, en última instancia, cuál será el más eficaz para sus clientes.

Por lo general, el factor más complicado a la hora de elegir el HMD ideal es su peso. El enfoque convencional ha sido diseñar este tipo de dispositivos móviles con todos los componentes contenidos en la unidad montada en la cabeza. Esto los hace intrínsecamente voluminosos y pesados y solo pueden llevarse cómodamente durante periodos cortos de tiempo, lo que los hace poco recomendables para turnos completos.

A medida que los HMD se convierten en el dispositivo preferido para las aplicaciones de realidad aumentada, algunos proveedores han empezado a crear dispositivos portátiles "desestructurados" que colocan la mayor parte de la potencia de cálculo y la batería en el cinturón del usuario, únicamente con las partes ópticas del conjunto sujetas a la cabeza. Este enfoque radical hace que el HMD sea ligero y esté diseñado para llevarlo cómodamente durante largos periodos de tiempo. Este cambio de diseño favorecerá una mayor adopción de la realidad aumentada, lo que proporcionará más oportunidades a los ISV que incorporen esta tecnología a sus desarrollos. 

Los ISV que deseen incorporar la RA a sus aplicaciones pueden dar el paso ellos mismos desde el principio o asociarse con un proveedor especializado. El desarrollo de capacidades de RA es una inversión relativamente nueva para los ISV. Trabajar con un especialista en RA puede ayudar a los ISV a llegar al mercado más rápidamente, reducir el coste de la inversión y ayudarles a aprender sobre la marcha. Con el tiempo, también será más fácil para los ISV decidir si quieren desarrollar una solución interna a largo plazo.

 

LA PREGUNTA
¿Cuándo se producirá la recuperación de la economía y del negocio tecnológico?