Noticias

La consultora Altia reniega de las guerras de precios en el sector

Negocios

Tras 25 años de actividad se ha convertido en un referente en el mercado de la consultoría tecnológica en España y Europa, impulsada por la reciente adquisición de la portuguesa.

Altia es una consultora con raíces gallegas que ha cumplido años de recorrido, con paso firme y seguro, al ritmo que su fundador y actual presidente, Tino Fernández, ha impuesto, eludiendo “guerras de precios” y “buscando la relación a largo plazo con el cliente”. Fernández que hizo ‘mili’ en Andersen Consulting (actual Accenture), importó una filosofía donde la rentabilidad se mide por la calidad del servicio: “nuestra rentabilidad está por encima del doble del sector”.

Un proyecto iniciado por seis personas ha cuajado en un cuarto de siglo en una multinacional de consultoría de servicios avanzados. Basta el dato de que en 2009 su facturación era de 16 millones de euros y en la actualidad están en los 115 millones y una plantilla que supera los 2.000 profesionales.

En este salto cualitativo y cuantitativo ha tenido que ver la adquisición de la compañía lusa Noesis, que presta servicios a través de sus implantaciones en Portugal (Lisboa, Oporto y Coimbra), Países Bajos, Irlanda, Brasil y Estados Unidos a sus más de 300 clientes, entre los que se hallan las principales empresas portuguesas de sectores como el de las telecomunicaciones, la banca o el retail.

La nueva Altia tiene presencia en 20 localizaciones de España, Portugal, EEUU, Brasil, Chile, Reino Unido y Países Bajos, entre las que cabe citar sus tres Data Centers de Madrid, Barcelona y Vigo.

Altia pasa a reforzar su portfolio con nuevas capacidades: desarrollo de aplicaciones Low Code, Quality Assurance, soluciones agile y mejoras en el ámbito de la analítica de datos. Además, uno de los aspectos más relevantes de la operación es la incorporación de talento tecnológico y directivo altamente cualificado y con gran reconocimiento en el mercado internacional en un momento en el que existe una gran competencia en la captación de perfiles tecnológicos.

Tino Fernández, descarta vender su negocio porque él “no ha venido para ganar dinero” sino para desarrollar su proyecto hasta las últimas consecuencias. “Nuestra vocación de cara al futuro es continuar innovando, aportando talento y ofreciendo soluciones y servicios que realmente añadan valor a las empresas y administraciones públicas, y contribuyan al crecimiento de la competitividad del país”.

Más capacidades, idénticos valores

En esta nueva etapa Altia suma innovadoras capacidades pero conserva los mismos valores que le han permitido conformar una compañía que se caracteriza por el trabajo, la honestidad y el respeto tanto hacia sus clientes como hacia sus empleados.

En esta línea mantiene las directrices que han guiado su estrategia desde sus inicios: foco en el cliente, ofreciendo total flexibilidad; búsqueda continua de la calidad, con las certificaciones de calidad más exigentes del sector (CMMI, ISO, ENS); obsesión por el talento, trabajando tanto en la retención como en la captación de los mejores profesionales; innovación, aplicando las últimas tendencias tecnológicas en sus proyectos; rentabilidad, compaginando la competitividad en precio con una rentabilidad por encima del sector; independencia, ofreciendo las mejores soluciones según las necesidades de los clientes, sin ninguna vinculación o interés con ningún partner tecnológico; alianzas estratégicas, al complementar sus capacidades con las de otros socios tecnológicos

Presencia en todos los sectores de actividad

Sector Público

En España, trabaja en todos los niveles de la administración (AGE, Comunidades Autónomas y ayuntamientos) y, desde 2011, colabora con organismos de la Unión Europea como la EUIPO, EPO, EFCA o SatCen a través de relevantes contratos plurianuales de servicios TIC. Algunas de las áreas de conocimiento más relevantes de Altia en sector público son:

Empleo (SEPE, LANBIDE, Gobierno de Chile).

Educación (Xunta de Galicia, Gobierno de Canarias, Universidades Públicas como La Coruña, UAM, Carlos III, Vigo).

Tributos (Xunta de Galicia y Agencia Tributaria de Valencia).

Sanidad Pública asistencial y no asistencial (SERGAS, SACYIL, Madrid Digital, SAS).

Gestión de contenidos (Portales de la Comunidad de Madrid, EUIPO, universidades, IFEMA).

Transporte y Turismo (AENA, Autoridades Portuarias, destinos turísticos inteligentes).

Justicia (Xunta de Galicia).

Sector Privado

Banca y Seguros. Altia ha trabajado con las principales entidades financieras de nuestro país, y ahora une la experiencia de Noesis. Sus clientes son: Banco de España, CECABANK, ABANCA, SANTANDER, Caixa Geral de Depositos, GES SEGUROS, Associação Portuguesa de Seguradores, Mutua Madrileña.

Industria y Consumo. Altia atesora una experiencia diferencial en algunas de las multinacionales más relevantes en este sector. Además, tiene presencia en sectores como la automoción (PSA, RENAULT), navieras (NAVANTIA) y consumo (UNILEVER, PROCTER&GAMBLE, Estrella de Galicia, Bacardí, 3M, o MAKRO), donde ha implantado soluciones en ámbitos como la Industria 4.0. Mención especial al sector textil, donde la empresa es partner tecnológico de las principales multinacionales globales del sector.

Sanidad. Complementando la experiencia en el ámbito público, Altia trabaja con las principales empresas del sector farmacéutico y sanitario, siendo proveedor tecnológico de FENIN (Federación Española de empresas de Tecnología Sanitaria). También cuenta entre sus clientes a compañías como SANITAS, ABBVIE, HOVIONE o ALK.                                                                                                                                

Turismo. Altia tiene entre sus clientes a las principales cadenas hoteleras de nuestro país (Grupo Piñero, Iberostar, Barceló…). Forma parte del Cluster de empresas tecnológicas de Turismo de Baleares, aplicando las nuevas tecnologías de cara a aportar una experiencia única a los clientes de hoteles y resorts (check in digital, pulseras inteligentes, digitalización e integración de reservas).

Telco & Media. Vodafone es el principal cliente de Altia en este sector, tanto en España como en Portugal. Pero no es el único, ya que colabora con compañías como RTVG, ALCATEL-LUCENT, o GRUPO R.

Infraestructuras y Transporte. Altia tiene una dilatada experiencia en compañías como FCC Aqualia, en los principales gestores de infraestructuras de transporte de España, y en líderes en su sector como IBERIA, RENFE o ALSA.

Energía. Clientes como CEPSA, EDP, PRIO, ENUSA o HUNOSA, confían desde hace años en Altia como proveedor de soluciones TIC.

LA PREGUNTA
¿Cuál va a ser, en su opinión, la evolución de la demanda de tecnología en el sector público en los próximos meses?