Noticias

Techedge supera los 200 millones de euros de facturación

Negocios

Alcanza un EBITDA consolidado de 27,6 millones de euros, con un incremento del 17%.

A cierre del 2020, el Grupo Techedge ha logrado mejores resultados económicos en comparación con el 2019 en un contexto de crecimiento sostenido a lo largo del año, estabilizándose en torno al 1% del aumento de los ingresos netos sobre la base anual. Un resultado muy positivo considerando el contexto sin precedentes del pasado año, y en el que durante períodos de semanas o meses, se registró un bloqueo de una parte significativa de la producción, distribución y consumo, y al mismo tiempo la suspensión, revisión y aplazamiento de los planes de inversión de diferentes clientes.

Ante unos ingresos netos de 199,4 millones de euros y unos ingresos totales de 205,4 millones de euros, unas cifras considerablemente estables en comparación con el 2019 (respectivamente igual a 200,5 millones y 206 millones de euros), la rentabilidad operativa ha mejorado significativamente y se traduce en el crecimiento de dos dígitos tanto en el EBITDA (+17%) de 23,5 millones de euros (margen igual a 11,7%) a 27,6 millones de euros (margen de 13,8%), como en el EBIT (+24%) de 16,2 millones de euros (margen de 8,1%) a 20,2 millones de euros (margen de 10,1%).

La mejora de la rentabilidad operativa es el resultado de las acciones tomadas para aumentar la flexibilidad y productividad de la organización y de la contención de los gastos implementados ante la propagación de la pandemia

La mejora de la rentabilidad operativa es el resultado de las acciones tomadas para aumentar la flexibilidad y productividad de la organización y de la contención de los gastos implementados ante la propagación de la pandemia, sin recurrir a medios para reducir el horario laboral o el empleo, promoviendo el desarrollo cuantitativo y cualitativo de los empleados del grupo y preservando así su profesionalidad y capacitación.

A nivel financiero, la atención en la gestión del circulante y la liquidez nos ha permitido generar fondos a nivel operativo con un flujo de efectivo libre de 24,7 millones de euros y mejorar la posición financiera neta (PFN) con respecto al 31 de diciembre del 2019, pasando de una deuda financiera de 0,3 millones de euros a una PFN positiva de 17,9 millones de euros, con una liquidez que a finales de diciembre se valoraba en 45,5 millones de euros.

Domenico Restuccia, CEO del Grupo Techedge, comentó que: “El 2020 fue un año desafiante, donde nos vimos obligados a operar dentro de un escenario de incertidumbre global. La pandemia ya ha acelerado las tendencias en cuanto a la transformación y sostenibilidad digital, promoviendo una verdadera revolución en el comportamiento y las formas de consumo de bienes y servicios, destacando la necesidad de adoptar enfoques más justos en el marco de la economía circular. Durante este año, lleno de retos, hemos podido transformar las dificultades en oportunidades de recuperación y desarrollo, continuando con la inversión en las personas y las habilidades digitales con el objetivo de ser un socio cada vez más estratégico para todas las compañías que desean utilizar la tecnología y convertirse en nuevos líderes sostenibles. Los resultados del 2020 son una demostración de la buena visión estratégica a largo plazo compartida por toda la gestión del grupo, que siempre nos ha guiado en nuestras decisiones y que continuará acompañándonos en los próximos proyectos para el crecimiento y mejora del negocio”.

Vincenzo Giannelli, Director General del Grupo Techedge, agregó que: “A lo largo del 2020, nos hemos ido moviendo según un plan de acción articulado a nivel global, haciendo foco en tres líneas ejecutivas: la seguridad del personal a través de protocolos específicos, el cierre de oficinas y el teletrabajo; la continuidad de todas las infraestructuras, los servicios de mantenimiento y de proyectos en curso con los clientes; la atención sobre el equilibrio económico y financiero del grupo a través del refuerzo de las actividades de monitorización y control. Estas tres directrices clave nos permitieron mantener la línea de trabajo y continuar con nuestras estrategias de crecimiento a medio y largo plazo en diferentes frentes, no solo para continuar apoyando a nuestros clientes tradicionales, sino también para adquirir nuevos clientes a lo largo del 2020, lo cual nos permitió cerrar un año difícil con excelentes resultados financieros”.

LA PREGUNTA
¿Está notando en su negocio un incremento de la morosidad o de los impagos debido a la crisis económica que está dejando la Covid-19?