Noticias

Las empresas incorporan cada vez más la IA en sus productos y procesos

Negocios

De acuerdo a McKinsey las herramientas de inteligencia artificial comienzan a estar integradas en los procesos internos, favorecen el control de riesgos y sacan cada vez más partido de los recursos en la nube

inteligencia artificial
inteligencia artificial

De acuerdo a McKinsey las herramientas de inteligencia artificial comienzan a estar integradas en los procesos internos, favorecen el control de riesgos y sacan cada vez más partido de los recursos en la nube

Las empresas de todo el mundo han continuado incorporando la inteligencia artificial en sus productos y procesos con beneficios sustanciales. De acuerdo a un informe elaborado por McKinsey & Company, la el 56% de los cargos consultados han adoptado IA en al menos una función, frente al 50% de 2020. El estudio pone sobre la mesa el potencial de la IA como herramienta de control de costes. Cada vez más integradas en los procesos internos, estas herramientas se van extendiendo a las distintas funciones y favorecen también el control de riesgos.

La consultora observa no solo se adoptan más prácticas y más complejas, sino que utilizan las herramientas de manera más eficiente y sacan cada vez mayor partido de los recursos en la nube. Este año el uso de IA se incrementa más en las compañías radicadas en países de economías emergentes (de 45% en el 2020 a 57%) que en los de economías desarrolladas. A su vez, se incrementa en cinco puntos porcentuales la proporción de encuestados que atribuye al menos un 5% de sus beneficios (EBIT) a la IA, del 22% al 27%.

En general, las empresas más avanzadas afirman usar más prácticas relacionadas con las pruebas y la comprobación de datos, con la identificación de sesgos en los modelos o con la conservación de evidencias y documentación sobre su funcionamiento.

Las herramientas IA están cada vez más integradas en los procesos internos, favorecen el control de riesgos y sacan cada vez más partido de los recursos en la nube 

Mientras, la percepción acerca de la contribución de la IA a la mejora de ingresos se mantiene estable y en el último análisis se le atribuye un papel en la reducción de costes mucho más significativo. Para casi todas las áreas analizadas, la mayoría de los encuestados afirman que el uso de IA ha permitido reducir los costes en más del 20%.

¿Qué factores y prácticas distinguen unos programas de otros?

Las empresas que ven el mayor impacto en los resultados de la adopción de la IA son más propensas a seguir las mejores prácticas de la IA tanto básicas como avanzadas, incluyendo Operaciones de Machine Learning (MLOps); trasladar su trabajo de IA a la nube; y gastar en IA de manera más eficiente y eficaz que sus pares.

En cuanto a la capacitación de los usuarios, hay prácticas que se adoptan en ambos grupos de empresas como la consulta a los usuarios en las diferentes fases de desarrollo e implantación, que realiza el 50% de las empresas en ambos grupos; o la formación sobre el uso de los modelos, que reconoce realizar el 46% de las empresas más avanzadas y el 45% de las menos avanzadas.

El estudio evidencia que estas prácticas ayudan a las empresas más avanzadas a industrializar y profesionalizar su trabajo en IA, lo que genera mayores eficiencias y mejores resultados, y a la vez aumenta la predictibilidad de los gastos asociados. Parte de la eficiencia, para las empresas más avanzadas, proviene de un uso intensivo de la nube.

Por otra parte, el estudio recuerda también que el desarrollo y uso de herramientas de IA no está exento de riesgos que las compañías deben trabajar para mitigar, un área donde siempre se puede mejorar. De hecho, el mayor riesgo percibido sigue siendo la ciberseguridad, aunque escalan puestos respecto del año pasado la igualdad y la justicia.

 

LA PREGUNTA
¿En qué medida se beneficiará, como partner de tecnología, de los fondos europeos?