Noticias

La inteligencia artificial crece a un ritmo medio anual del 27% en España

Negocios

El mercado de IA podrá alcanzar los 1.400 millones de euros en 2025, según un estudio de IDC y Plain Concepts

La inteligencia artificial ha asumido el rol de habilitador de todas las nuevas tecnologías que se están implantando en el mercado. Es decir, todas ellas utilizan, en menor o mayor medida, algún tipo de tecnología basada en inteligencia artificial. Según el nuevo informe 'Inteligencia Artificial como palanca de generación de valor. Madurez del mercado en España', elaborado por IDC y patrocinado por Plain Concepts, una nueva manera de trabajar, nuevas capacidades y herramientas y, por tanto, nuevas necesidades conducirán a un crecimiento del mercado español de la IA del 27% interanual en el periodo 2020-2025, lo que supondría alcanzar una cifra de mercado de 1.400 millones de euros en 2025.

De hecho, para 2023 el 70% de los trabajadores conectados en funciones basadas en tareas emplearán inteligencia integrada en los espacios de trabajo digitales adaptables desde cualquier lugar para involucrar clientes/colegas e impulsar la productividad de la empresa.

Además, actualmente cerca de la mitad de las empresas en España utilizan, o están en fase de prueba, sistemas basados en tecnología de IA o softwares relacionados. La principal ventaja que detectan los usuarios radica en la automatización de tareas repetitivas, acompañada por una mejora en la calidad del servicio, producto o proceso.

Nueva forma de trabajar

El principal nicho de mercado de la IA en las nuevas maneras de trabajar. Ya mucho antes del inicio de la pandemia, IDC predijo la aparición de una nueva clase de espacios de trabajo digitales, que ofrecen un nuevo mecanismo para proporcionar de forma inteligente tecnología, datos y colaboradores a los trabajadores. Los espacios de trabajo digitales inteligentes serán un ecosistema tecnológico central que conectará a los trabajadores con un lugar de trabajo híbrido.

El espacio de trabajo proporcionará una visión personalizada y federada de los recursos que los trabajadores necesitan para realizar su trabajo, incluido el acceso a expertos en la materia y a otros colaboradores, desde cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo.

Configuración y aplicaciones

Los departamentos de TI suelen ser la punta de lanza en todos los procesos de innovación y transformación digital de las empresas. En el caso de la IA se busca transformar tanto la columna vertebral de la empresa como su manera de tratar con el cliente, evolucionando los procesos de seguridad y sistemas internos, sus operaciones y modelos de producción.

Sin embargo, numerosas organizaciones (31%) todavía no han decidido su hoja de ruta para este viaje, que puede ser tan diferente como lo son ellas en sí mismas. Puede realizarse de múltiples maneras: hasta un 46% tienen o planean tener sus soluciones de IA completamente en la nube, frente a la opción on-premise.

En cuanto a la manera de desarrollar dichas soluciones, el estudio encuentra tres opciones destacadas por los encuestados que suman, en proporciones similares, hasta el 83% del total de respuestas: el desarrollo por parte de un equipo de TI interno, de un servicio de TI general y de consultoría empresarial, o mediante empresas especializadas en desarrollo de IA.

Principales desafíos

Dicho esto, aún no se destinan los recursos financieros y humanos necesarios para llevar a cabo un cambio real y eficaz, muchas veces limitados por los presupuestos que se emplean en esta materia —el 54% de las organizaciones todavía destina menos de 50.000 € anuales—; y en otras ocasiones por la dificultad tanto de contratar el talento y el conocimiento en el mercado laboral, como por las herramientas que mejor se ajusten a sus necesidades, especialmente en lo relativo a machine learning y a análisis e ingeniería de datos.

En este entorno son necesarios perfiles no tan tradicionales, con una paleta de capacidades y skills diferentes a lo que se ha buscado en los últimos 20 años. La demanda de estos nuevos profesionales es tal que en torno al 75% de las compañías encuestadas afirma haber tenido complicaciones para encontrar al menos uno de los perfiles buscados en las diferentes áreas que se proponían.

 

LA PREGUNTA
¿En qué medida se beneficiará, como partner de tecnología, de los fondos europeos?