Opinión

El canal, motor de crecimiento en un escenario cambiante

El Canal continúa siendo uno de los principales pilares para Canon, pues constituye aproximadamente la mitad de nuestro negocio B2B. En línea con la filosofía Kyosei que seguimos desde Canon, nuestro objetivo es trabajar junto con los clientes por el bien común, estableciendo sinergias win-win con ellos que promuevan un crecimiento mutuo.

En un sector como el de la impresión profesional, mantener la calidad y buscar la perfección es imperativo para conseguir la satisfacción tanto de nuestros clientes como del consumidor final. Debemos cuidar con todo detalle nuestro portfolio de servicios, y para ello es fundamental contar con las herramientas adecuadas para cumplir las expectativas con creces.

La única manera de mantener la máxima calidad como proveedores es exigirnos a nosotros mismos tener un conocimiento exhaustivo de nuestros partners y generar una relación estable y a largo plazo. El objetivo que perseguimos desde Canon es acompañar a nuestros socios e ir con ellos de la mano hacia una senda de crecimiento común. Especialmente en un momento en el que el mercado está cada vez más segmentado.

Aliado estratégico

Lograr que esta relación sea plenamente satisfactoria pasa por ofrecer un servicio capaz de atraer y retener a los distribuidores. En este sentido, debemos posicionarnos como un referente en lo que respecta a las tendencias del mercado, adelantándonos a nuestros competidores y visibilizándonos como un aliado estratégico. El Canal de distribución de Canon cuenta con un elemento diferencial, y es el amplio know-how propio que aporta derivado de su dilatada trayectoria.

Ya no es suficiente con ser un ejecutor de campañas, sino que es necesario aportar soluciones 360º. Soluciones de principio a fin que engloban la concepción de la estrategia, el conocimiento de los clientes objetivo, una segmentación adecuada y las propuestas de valor pertinentes para alcanzar la excelencia.  

Periodo de transición

El sector profesional vive un momento de transición en el que las empresas han invertido en formación y recursos para adaptarse al escenario digital evolucionado. Por tanto, tenemos que ser capaces de identificar cuáles son las tendencias a las que debe hacer frente el Canal de cara a los próximos años. Si bien la tendencia parece dirigirse hacia una cultura ‘paperless’, nos equivocamos si pensamos que el negocio de la impresión digital desaparecerá. De hecho, ya a lo largo de 2019 hemos visto cómo han surgido nuevas áreas de negocio y nuevas oportunidades no solo para Canon, sino también para sus clientes.

Por un lado, contamos con una cada vez mayor cantidad de datos e información. Esto nos permite conocer en profundidad a nuestros clientes y, por consiguiente, entenderles mejor. Por otro lado, todos los que formamos parte del Canal estamos obligados a ofrecer garantías en nuestros productos y servicios que den respuesta a las principales preocupaciones de las empresas, como es el caso de la ciberseguridad. La estrategia de Canon pasa por un crecimiento continuado del Canal, no solo ayudando a la red de distribuidores existente, sino también incorporando nuevos partners a los que podamos acompañar en este nuevo contexto de cambio.

LA PREGUNTA
¿Va a haber roturas de stock en el canal en la recta final de 2020?