Noticias

Kaspersky repunta en España y logra crecer un 16% entre enero y marzo

Seguridad

El objetivo de la filial es convertirse en el primer proveedor de seguridad para el puesto de trabajo en 2018

Ovanes Mikhailov
Ovanes Mikhailov

 Cambio de tercio en Kaspersky. Mientras que el año pasado, la filial ibérica del proveedor de antivirus y herramientas de seguridad acabó con un "crecimiento plano", en palabras de su director general, Ovanes Mikhailov, en los primeros meses de 2014 el panorama ha mejorado. 

 Según el directivo, que aprovechó el lanzamiento del nuevo programa de canal europeo de la firma para hablar de cifras de negocio, Kaspersky Iberia creció entre enero y marzo un 16% con respecto al mismo periodo del año anterior. Y fue más al detalle: en la pyme avanzó un 13%; en la gran cuenta, un 17%; y en consumo, un 15%.  "Han sido años complicados, sobre todo en la pyme", reconoció Mikhailov, quien destacó el buen momento actual de la compañía, sobre todo en Cataluña y Portugal.  Además, Mikhailov recalcó la intención de Kaspersky de convertirse en el proveedor número uno de seguridad para el puesto de trabajo (end-point) en 2018 en España. Para ello tendrá que doblegar a competidores fuertes en este área de la protección como Symantec, Panda, McAfee (ahora integrada en Intel) o Trend Micro.  El avance de estos datos lo dio Mikhailov en la presentación del nuevo Partner Program europeo, que revisa las exigencias de facturación y certificación de personal de sus socios Platinum, Gold y Silver, pero que también aporta beneficios adicionales, como la entrada en funcionamiento de una herramienta de registro de oportunidades, para evitar que partners que no han trabajado una cuenta se lleven en última instancia un proyecto sólo por precio.  A nivel internacional, la última cifra de ventas publicada por Kaspersky data de 2012. En aquel año, la compañía fundada y dirigida por Eugene Kaspersky, que ya ha cumplido 16 años en el mercado, logró facturar 628 millones de dólares, un 3% más que en 2011. El objetivo no del todo declarado de Kaspersky es pasar la simbólica cifra de los 1.000 millones de dólares de facturación anual, un hito que debería hacerse realidad en estos próximos años. La compañía presume de ser el primer proveedor privado (que no está en Bolsa) de soluciones de end-point del mundo. En estos momentos, emplea más de 2.800 personas repartidas por sus oficinas centrales de Moscú y por otras 30 filiales, incluida la de España, bajo la dirección de Ovanes Mikhailov desde el verano de 2008.  

LA PREGUNTA
¿Qué impacto cree que tendrá Windows 11 en su negocio en los próximos meses?