Noticias

Netskope y su modelo SASE, la gran oportunidad de negocio

Seguridad

SASE es una arquitectura que redefine las defensas en la nube

Por Samuel Bonete, Regional Sales Manager de Netskope Iberia

Normativas como RGPD exigen proteger el dato de los consumidores, por lo que las organizaciones deben conocer en todo momento dónde se encuentran dichos datos, el tiempo que pueden retenerlos, los controles organizativos y de seguridad requeridos o los acuerdos existentes para su transferencia transfronteriza.

Si de entrada estas exigencias son complicadas para la gestión de esos datos en local, tendencias como la computación en la nube o el teletrabajo suman nuevos retos al no existir un centro de datos que auditar o un log de firewall que revisar. Como respuesta, las organizaciones están incrementando sus inversiones en seguridad cloud (el presupuesto podría pasar del 20% actual a un 60% en 2024[1]), y migran desde tecnologías no basadas en equipamientos locales, como Gateways de Seguridad Web (SWG) basados en appliance, a otras específicas para proteger un entorno con un perímetro mucho menos delimitado. En este contexto, Secure Access Service Edge (SASE) surge como un importante modelo conceptual para ofrecer un acceso seguro basado en la identidad.

SASE: el futuro es ahora

La base de SASE es una arquitectura integrada y ampliable que redefine las defensas de seguridad en la nube como servicio. A este respecto, solo una arquitectura nativa de la nube, como la de Netskope, ofrece una convergencia de múltiples funciones de seguridad: SD-WAN, (NG-SWG) Gateway de Seguridad Web de nueva generación, Gateway de Seguridad de Acceso a la Nube (CASB), Acceso de Confianza Cero a la Red (ZTNA) y Firewall como Servicio (FWaaS), y brinda acceso y control a servicios Web, Cloud y aplicaciones privadas; asegura la identificación y protección de datos sensibles corporativos; y facilita la protección a ataques avanzados, salvaguardando a usuarios, aplicaciones y datos sin importar su ubicación.

Con una estrategia de seguridad y de arquitectura de red como la de Netskope, los clientes pueden aprovechar la nube para la seguridad y la protección de sus datos, e ir directamente a la red para reducir los costes de la WAN hasta en un 65%, en conjunción con las inversiones en SD-WAN y los mayores esfuerzos de transformación de la red.

 

Con este enfoque, el enrutamiento del tráfico se simplifica, se elimina el retorno innecesario del tráfico y la WAN tradicional puede reservarse para las aplicaciones más críticas o para la redundancia. Además, al aprovechar el peering exhaustivo y la interconexión, como ha hecho Netskope con NewEdge (por ejemplo, con el peering directo con Microsoft, Google y muchos otros), los clientes no deben sacrificar el rendimiento y la buena experiencia de usuario para conseguir seguridad, ya que las conexiones se optimizan para las aplicaciones web, en la nube y SaaS que son críticas para el negocio y para los usuarios.

La oportunidad para el canal

La arquitectura integrada SASE representa una gran oportunidad para que el canal pueda aportar más valor a sus clientes, al poder conducirles hacia una nueva arquitectura de seguridad diseñada ad hoc. Se abre un panorama alentador; la adecuación a las normativas de cada país, como RGPD a nivel local, Shadow IT, el auge del teletrabajo o el aumento de las amenazas frente la seguridad de los datos en la nube, son factores que el canal debe aprovechar para maximizar su oferta SASE, tanto para resellers de proveedores de SASE como de servicios profesionales que lo rodean. Sin duda, la evolución hacia SASE es sinónimo de ahorro de costes y esto permite justificar el ROI inmediatamente.

NOTA: [1] Source: Cowen, Evolution of Security Creates Interesting Opportunity, May 2019

LA PREGUNTA
¿Cuánto cree que durarán los problemas de suministro y abastecimiento?