Noticias

La china Sangfor desembarca en el negocio de la ciberseguridad en España

Seguridad

La compañía, que tiene un acuerdo con GTI a nivel mayorista, también vende soluciones para el centro de datos o soluciones de SD-WAN. José Ramón Crespo, country manager, cuenta sus planes

José Ramón Crespo, de Sangfor.
José Ramón Crespo, de Sangfor.

Las empresas chinas de tecnología siguen tomando posiciones en el mercado europeo y español. Y eso a pesar de la guerra comercial con Estados Unidos, de los vetos sonados a firmas como Huawei y de las sospechas de espionaje que algunos levantan alrededor de la tecnología procedente del gigante asiático. Una de las últimas en desembarcar en el mercado local es Sangfor, una firma que vende soluciones de todo tipo (desde hiperconvergencia y virtualización a seguridad perimetral y EDR, pasando por SD-WAN) y que atesora más de 1.500 patentes.

Hace dos años y medio, Sangfor abrió oficina en Italia y ahora da el salto a España, con la intención de llegar desde aquí también al mercado iberoamericano. Lo cuenta José Ramón Crespo, el country manager de la compañía. Aunque ahora sólo son dos las personas dedicadas al mercado local, Crespo asegura que está buscando más recursos para incorporarlos de forma inmediata.

Además, Sangfor se apoya al cien por cien en un canal de distribución a dos niveles, con un mayorista (Esprinet, a través de GTI) y un grupo de resellers activos en la venta de sus soluciones. En Italia, Sangfor también tiene contrato con Esprinet. Al jefe de Sangfor en España le gusta hablar de “socios” y a ellos les está proponiendo un negocio lo más equitativo posible, donde “ganemos y perdamos juntos, por lo que la protección en los proyectos será total”.

¿Cuál es el factor diferencial de la tecnología y la oferta de Sangfor? Crespo se detiene para dar detalles. “Yo creo que lo que más nos distingue es que tenemos un portfolio de soluciones muy atractivas, tanto en funcionalidades (podemos pelear con cualquiera) como en licenciamiento y costes, lo que permite un ROI mucho más rápido. Además, tenemos todo integrado y con una implementación y gestión muy sencilla, lo que permite a nuestros clientes poner en marcha los proyectos en una fracción de tiempo mucho menos que con otras soluciones”.

Crespo dice que en el primer medio año de actividad en España las ventas de Sangfor estarán en el entorno del medio millón de dólares

Como oferta más rompedora, Sangfor ahora mismo ofrece de forma gratuita una solución de ciberseguridad a las pymes de este país. La campaña fue lanzada por el proveedor para dotar de recursos a las compañías que con la Covid-19 tuvieron que interrumpir su operativa habitual y mandar a sus trabajadores a casa. La promoción estará disponible hasta el 31 de octubre, pero Crespo anuncia que intentarán alargarla lo más posible.

Luchando contra el desprestigio de la tecnología China

José Ramón Crespo cree que el nivel de digitalización de las compañías en España “depende mucho del sector y del tamaño”, pero en todo caso opina que las pymes locales tienen todavía mucho que hacer, y que el problema muchas veces “no solo es el coste de adquisición y ver su ROI, sino la complejidad de la implementación y gestión”, o la formación del usuario. En el ámbito de las grandes empresas, las inversiones, en su opinión, se hacen, “pero sigue fallando la formación al usuario”.

Crespo asegura que el objetivo de la compañía por el momento no es hacer unos ingresos abultados en España, sino penetrar en clientes de diversos sectores. En todo caso, dice que en el primer medio año de actividad las ventas estarán en el entorno del medio millón de dólares.

Por último, admite que las campañas de desprestigio contra las empresas chinas de tecnología, y sobre todo las de seguridad y redes, es un problema para Sangfor. Sin embargo, confía en que el mercado sepa distinguir el grano de la paja y no se deje llevar por los bulos. “Tenemos la suerte de venir detrás de otras compañías chinas como Huawei o Lenovo, que están teniendo mucho éxito y están demostrando que esa campaña es absolutamente infundada”, zanja.

 

 

LA PREGUNTA
¿Qué impacto cree que tendrá Windows 11 en su negocio en los próximos meses?