Opinión

La confianza es clave para evitar vernos atrapados por nuestros proveedores

La transformación digital es algo más que una mera expresión de moda. Es un proceso crucial para las empresas que buscan seguir el ritmo de los consumidores mobile-first de hoy en día. También es un proceso que no es opcional. Como se recoge en el estudio Digital Transformation 2018, el 40% de las organizaciones actuales desaparecerán a lo largo de los próximos 10 años si no incorporan nuevas tecnologías que hagan posible su transformación digital. Uno de los elementos clave que hacen posible la transformación digital es la nube; el nuevo paradigma para las organizaciones de todos los tamaños.

Aunque la demanda de servicios en la nube no para de crecer, incluso entre organismos gubernamentales o en sectores altamente regulados, también van en aumento los requisitos que las organizaciones imponen a sus partners para la nube. Las empresas ya no buscan partners tecnológicos para toda la vida. Muy al contrario, buscan las soluciones y escalabilidad que les permitan adaptarse a las necesidades de sus clientes, en rápido y constante cambio.

Una relación de confianza 

Hoy en día, la nube ofrece mucho más que máquinas virtuales o almacenamiento virtualizado. La nube permite a las empresas operar de forma más rápida, ágil y segura y reducir costes significativamente, al tiempo que les brinda las ventajas de una mayor escalabilidad y rendimiento. Muchos proveedores de servicios en la nube también ofrecen servicios para ayudar a las empresas a materializar con éxito sus proyectos de transformación digital, que pueden ir desde el análisis de datos y soluciones de inteligencia artificial, a servicios para el desarrollo de aplicaciones, la realidad virtual o la ciberseguridad.

Sin embargo, el pilar central de toda relación entre la empresa y su proveedor de servicios en la nube es la confianza. Cuando la infraestructura que vuestra empresa utiliza para sus operaciones reside en la nube, necesitarán contar con la confianza de que la nube estará disponible y es sólida y fiable.  De ahí que nuestros clientes siempre exijan una disponibilidad a toda prueba, el máximo nivel de seguridad y unos precios competitivos. Resulta relativamente fácil socavar la confianza generada con problemas tan simples como interrupciones del servicio, subidas bruscas de precios y problemas de seguridad. Es por ello que las organizaciones quieren contar con la opción de rescindir sus contratos y buscarse otro proveedor. Desgraciadamente, algunos proveedores de servicios en la nube hacen que esto sea más difícil, buscando retener a sus clientes de forma artificiosa.

Cómo evitar verse atrapado por un proveedor

Antes de la llegada de la nube, los sistemas tradicionales solían implementarse mediante contratos a largo plazo y pagos por adelantado. La nube ha cambiado todo esto, permitiendo a las organizaciones pagar únicamente por los recursos que utilizan, siguiendo un modelo de suscripción. Este planteamiento no solo ofrece mayores ventajas a nivel financiero, sino que permite a las organizaciones cambiar de proveedor en cualquier momento, pasando a otro que sea capaz de ganarse su confianza o de ayudarles a evolucionar para adaptarse a los cambios del mercado con más eficiencia.

Nosotros creemos que nuestros clientes han respondido bien al modelo de la nube y que están buscando dejar atrás las formas antiguas de hacer las cosas, entre las que estaba el verse condicionados por inversiones en hardware, licencias de software y la asistencia técnica que requerían los centros de datos. De hecho, la frustración que genera el verse atrapado por un proveedor no ha hecho sino empeorar, ya que aún hay contratos en vigor que están forzando a organizaciones a posponer su tránsito a la nube.

¿Una nueva plataforma, las frustraciones de siempre?

Las organizaciones esperan que, al moverse a la nube, puedan dejar atrás el recuerdo de verse atrapadas por sus proveedores. Desgraciadamente, algunos proveedores de servicios en la nube están fomentando ciertas tecnologías que atrapan a sus clientes para retenerlos artificialmente dentro de sus plataformas. Un ejemplo de ello son las capas de abstracción para la nube, con las que algunos proveedores añaden una capa entre su infraestructura y la nube. Esta capa oculta todos los detalles de implementación y de cómo funcionan las aplicaciones, lo que dificulta el tránsito a la nube de otro proveedor.

Las organizaciones que realicen el viaje a la nube deberán ser cautas y evitar quedarse atrapadas por sus proveedores. Estas situaciones pueden hacer que las empresas pierdan agilidad y capacidad para adaptarse a las situaciones de sus mercados, y pueden ir en detrimento de sus costes, crecimiento, flexibilidad y capacidad para innovar.

La nube ha transformado cómo se crean, desarrollan y despliegan las soluciones informáticas. De hecho, ha sido crucial en el tránsito digital de las organizaciones que querían realizarlo rápidamente. Sin embargo, para mantener la agilidad y seguir el ritmo de mercados y clientes, las organizaciones deberán evitar quedar atrapadas por sus proveedores y buscar la libertad para elegir los componentes más adecuados para sus proyectos de transformación.

Nosotros creemos que los clientes deben contar con la capacidad de cambiar de proveedores de servicios en la nube y evitar verse atrapados. Siempre buscamos mantener la fidelidad de nuestros clientes mediante la innovación, la creación de nuevos servicios y la mejora de los ya existentes. Así, nuestros clientes solo pagan por los servicios que utilizan y pueden cambiar de proveedor en cualquier momento. Asimismo, ofrecemos los mejores niveles de seguridad sin necesidad de inversiones por adelantado y todo ello con unos costes mucho menores que los que requiere una infraestructura controlada directamente. Todo esto se traduce en entornos de nube seguros y servicios de seguridad innovadores que satisfacen las necesidades en materia de seguridad y adecuación a normativas de las organizaciones más exigentes.

LA PREGUNTA
¿Está interesado como partner en explotar el negocio de servicios de seguridad gestionados?