Noticias

Recyclia alerta sobre las nuevas obligaciones de reciclaje

Fabricantes

La directiva europea conllevará nuevos deberes para los distribuidores de informática porque los establecimientos de más de 400 metros tendrán la obligación de disponer de un espacio habilitado para el depósito de residuos.

Recyclia, plataforma que gestiona el 30% de los residuos electrónicos y electrónicos que se generan en España, valora como una oportunidad la transposición de la directiva europea sobre tratamiento de residuos y que permitirá paliar en gran medida algunos de los problemas que vive la actividad del reciclaje en España.

A grandes rasgos la nueva directiva supone la consecución de unos objetivos muy ambiciosos porque obligará a aumentar hasta 45 kilos por habitante y año de cada 100 toneladas de aparatos eléctricos y electrónicos puestos en el mercado de cada país miembro. Ese porcentaje deberá aumentar en 2019 hasta el 65% de los residuos que se generen en cada país. Según José Pérez, consejero delegado de la asociación, "por ley la responsabilidad recae en el productor, que para poder cumplir con ella requiere del soporte de las administraciones públicas y de la colaboración de los ciudadanos".

Esta nueva directiva conllevará nuevas obligaciones a los distribuidores de informática porque, de acuerdo a la nueva norma, los establecimientos de más de 400 metros cuadrados tendrán la obligación de disponer de un espacio habilitado para que los usuarios puedan depositar sus residuos. Además, ahora tampoco será necesario que los usuarios adquieran otro equipo para poder depositar sus equipos antiguos.


La nueva directiva también aumenta el control y las sanciones por malas prácticas. En concreto establece controles más estrictos para los traslados de residuos a fin de restringir la exportación ilegal de residuos y exige a los países miembros que supervisen y controlen los envíos aplicando un protocolo de testeo y trazabilidad documental.

A través de esta política sancionadora, la directiva aspira a que afloren los productores que no declaran sus ventas ni pagan por el reciclaje de los productos que venden, a minimizar los habituales y crecientes robos de residuos, frenar la proliferación de negocios paralelsos, y contener las exportaciones ilegales de residuos a terceros países y el descontrol de los flujos de residuos.

Recyclia conseguirá concluir el ejercicio con unas muy buenas cifras. La plataforma que aglutina la labor de las fundaciones Ecopilas, Ecofimática, Ecoasimelec y Tragamóvil, consiguió incrementar tanto el número de empresas adheridas (4,62%) como las toneladas de residuos eléctricos y electrónicos (10,2%), lo que implica gestionar el 3o% de los residuos eléctricos y electrónicos de nuestro país.

Desde un punto de vista general Recyclia dispone una red nacional de 26.000 de puntos de recogida entre recopiladores de pilas y baterías, contenedores Tragamóvil y puntos de recogida en distribuidores de ofimática, a los que hay que sumar la red de más de 2.700 puntos de recogida municipal.

LA PREGUNTA
¿Cómo cree que va a ir su negocio en este año 2019?