Noticias

El retail se enfrenta a un tsunami digital

Retail

La eclosión del e-commerce y la incorporación al mercado de los nativos digitales obligan al comercio minorista a reinventarse

El retail se enfrenta a un tsunami digital.
El retail se enfrenta a un tsunami digital.

Las tiendas de toda la vida y las cadenas de retail viven desde hace unos años una tormenta perfecta que les va a llevar en los próximos años a cambiar su cara y sus procesos. El sector retail es uno de los que más está abocado a cambiar radicalmente y pasar por una verdadera transformación digital. La eclosión del e-commerce de la mano de gigantes como Amazon o Alibaba, la entrada en el escenario de los millennials y los centennials, con unos hábitos de compra muy diferentes a los de sus padres y hermanos mayores, o el uso intensivo del cloud y de las posibilidades del big data para conocer con exactitud en cada momento el estado de la demanda, son sólo algunas de las tendencias que están transformando el sector minorista en todo el mundo y en España.

El retail es uno de los primeros sectores de actividad en el mundo y en cualquier economía nacional. En todo el planeta mueve la friolera de casi 20 billones de euros, es decir, unas 20 veces el PIB anual de España. Ahora mismo, de esa cantidad, casi el 10% corresponde a la venta vía online de productos y servicios, es decir, unos 2 billones de euros, pero en 2019 el e-commerce supondrá casi un 13% de la tarta, según datos de eMarketer. En España, las cifras que mueve el comercio minorista también son mareantes y dejan claro que estamos ante un motor económico de primer nivel. Y es que, según el INE, casi 600.000 puntos de venta hay abiertos en este país y el sector supone alrededor del 5,5% del PIB, la mitad que el turismo, pero mucho más, por ejemplo, que el sector tecnológico, por poner un ejemplo. En términos de empleo, se trata de un área de actividad que daba trabajo a casi dos millones de españoles en 2015, lo que supone algo más de un 10% de la población ocupada.

La recuperación de la demanda no basta

Durante los peores años de la crisis, el sector minorista pasó un verdadero calvario, con unas ventas a la baja y con el cierre de muchos locales y el consiguiente despido de muchos profesionales. La crisis, además, no sólo se cebó con los más pequeños, y gigantes como El Corte Inglés también se han visto afectados por la merma de la demanda. Sin embargo, la recuperación económica que es evidente desde 2015 ha traído de vuelta las tiendas a los barrios y ha supuesto también el retorno de la inversión en muchas grandes cadenas. No obstante, esa recuperación de la demanda no será suficiente para que el retail garantice su viabilidad futura.

“El entorno económico actual es más favorable que hace unos años, pero nuestro sector vive constantemente en esa necesidad de mejorar y de seguir siendo competitivo e innovador”, señala Luis Hernández, director de marketing de Worten en España. Internet ha abierto mucho el mercado, y la competencia de la pequeña tienda o de la gran superficie ya no es sólo el vecino, sino cualquier modelo de negocio innovador que prolifere en cualquier parte del mundo. Eso, unido a los profundos cambios de hábitos que traen de serie los jóvenes compradores, menos fieles al local físico y sobre todo amantes de la compra al mejor postor por el móvil, están cambiando para siempre el escenario.

“Muchas tiendas han tenido que encarar el ultimátum ‘evoluciona o muere’ en la medida en que múltiples plataformas emergentes han creado nuevos canales para llegar a los clientes”, asegura Iago Oro, director de retail en Prodware, consultora especializada en Microsoft Dynamics y con soluciones verticales específicas para el sector minorista. Por su parte, Luis Pérez, director general de PcComponentes, uno de los e-commerce españoles de moda, también coincide en señalar que el sector está viviendo “una profunda transformación” que se extenderá durante los próximos años.

A continuación, Pérez se refiere a algunas de las tendencias que se están imponiendo en esta industria, y habla de la colaboración entre establecimientos o de la fusión de diferentes formatos en el mismo espacio. Y también hace referencia a dos de los conceptos que más se han vinculado en los últimos tiempos al cambio de tercio en el sector minorista: la omnicanalidad y la multicanalidad. Se trata de la capacidad de los comercios de ofrecer a los clientes todos los canales existentes para comprar, independientemente de dónde esté y con qué tecnología acceda a los productos y servicios que desea. Iago Oro, de Prodware, dice que la renovación del sector pasa por “la necesaria ubiquidad, la consistencia entre canales y un servicio personalizado y relevante, es decir, por satisfacer de principio a fin las demandas de los consumidores actuales”.

-------------------------------------------------------

La versión completa de este reportaje estará en breve disponible en el número 183 de CHANNEL PARTNER, en el Kiosko Digital de BPS

LA PREGUNTA
¿Cuándo cree que se producirá la eclosión definitiva del Internet de las cosas (IoT)?