Noticias

Azure, LinkedIn y Office 365 tiran de los resultados de Microsoft

Fabricantes

La compañía que dirige Satya Nadella factura en el último trimestre de su año fiscal 33.700 millones de dólares, un 12% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Oficinas de Microsoft
Oficinas de Microsoft

Buen final de año fiscal para Microsoft. La compañía de Windows y Office 365 terminó su último trimestre fiscal (de abril a junio) con una facturación de 33.700 millones de dólares, un 12% más. Por su parte, el margen operativo se elevó un 20%, hasta los 12.400 millones de dólares. La Bolsa reaccionó ligeramente al alza, con un avance de la cotización del 2% en las horas siguientes al anuncio de resultados.

El negocio de productividad y procesos de negocio, el relacionado con Office, LinkedIn y Dynamics, tuvo un crecimiento en los últimos tres meses del 14%, y generó un total de 11.000 millones de dólares. En este apartado destacó el tirón de Office 365 para empresas, que generó un 31% más de negocio. También LinkedIn tuvo un destacado avance del 25%.

El crecimiento de Azure se ralentiza ligeramente, pero sigue siendo muy alto: del 64% en el último trimestre 

Mientras tanto, la venta de las soluciones en torno a Dynamics generaron un 12% más. En este punto, llama la atención el crecimiento de Dynamics 365, la plataforma cloud de gestión empresarial, que creció nada menos que un 45%. Los datos dan pues la razón a Satya Nadella y a los impulsores del giro a la nube en Microsoft. Así, Azure, la plataforma IaaS y SaaS de Microsoft, generó un 64% más de negocio en el último trimestre que en el mismo periodo de 2018. Eso sí, se trata de un porcentaje de avance algo más modesto que el exhibido por Azure en trimestres y años anteriores. 

Tirón de la Surface

Mucho más moderados fueron los crecimientos en el ámbito del PC y de Windows, el negocio tradicional de Microsoft. En este segmento, las ventas totales se elevaron sólo un 4%, hasta los 11.300 millones de dólares. En todo caso, Microsoft se ha beneficiado de la migración que está habiendo a Windows 10 y del restablecimiento de la normalidad en el mercado de componentes, sobre todo de microprocesadores. La cara positiva de la moneda fue para Surface, la línea de portátiles de la compañía, que generó un 14% más, mientras que la nota negativa la puso el gaming y la Xbox, que dejó un 10% menos de ingresos.

En todo el año fiscal concluido el pasado 30 de junio, Microsoft reportó unas ventas totales de 125.800 millones de dólares, un 14% más. Mientras tanto, las ganancias netas de la corporación que dirige Satya Nadella sobrepasaron ligeramente los 39.000 millones de dólares.

LA PREGUNTA
El crecimiento de la economía se está ralentizando. ¿Hasta qué punto lo está notando en su negocio?