Opinión

Toca remar de nuevo

Echando un vistazo a las cifras de la distribución informática en 2021 que aporta nuestro Ranking del Canal TIC en España, podemos decir que concluyó definitivamente ese momento dulce que vivió el sector tecnológico al comienzo de la pandemia y que disparó las ventas de equipamiento para la movilidad y los servicios cloud. La época de vacas gordas en que el sector estuvo a punto de morir de éxito, con una demanda desenfrenada y unos mayoristas que no daban abasto para satisfacerla.

El año pasado, los 60 mayoristas registrados en nuestro Ranking crecieron de media un 10,5%. No es un mal dato, ni mucho menos, pero es la mitad del avance registrado en 2020. Y es un cambio de tercio significativo. Ya es sabido que, aunque la demanda de tecnología por parte de la pyme se mantuvo en niveles altos en 2021, y todavía sigue pujante, las ventas a familias y particulares se desplomaron debido a la incertidumbre económica y política, y al alza de la inflación desde el pasado otoño. Una inflación que quita literalmente el dinero del bolsillo al consumidor y sobre todo mina su confianza.  

Ahora, toca remangarse para recuperar la tracción perdida. En contra del sector y del canal están, además de las complicaciones económicas derivadas de la crisis en Ucrania, los problemas de suministro y de transporte en las cadenas logísticas a nivel mundial. Es un asunto que se va resolviendo, pero muy poco a poco. Y que ahora, con los confinamientos en China por la última ola de la Covid-19, puede volver a dar quebraderos de cabeza.  

"En las 10 primeras semanas del ejercicio (hasta el 13 de marzo), las ventas por canal bajaron entre un 2% y un 3%, dependiendo de la fuente"

Sin embargo, hay buenas noticias en el horizonte, y el canal deberá agarrarse a ellas para terminar 2022 en positivo. La primera es que la ola de digitalización que comenzó a principios de 2020 con el bum del teletrabajo y los esquemas híbridos en las empresas va a seguir tirando de la demanda de soluciones por parte de las compañías, sobre todo de las pymes, históricamente atrasadas en España. Y la otra buena noticia son los famosos fondos europeos, que, después de muchos meses, empezarán a llegar a quién más lo necesita. El programa Kit Digital es el primer ejemplo. Decenas de miles de pymes de todo el país han pedido esta financiación a fondo perdido, y miles de agentes digitalizadores, entre ellos muchos partners, ya están preparados para empezar a gestionar estos microproyectos.

En cualquier caso, las cifras que nos dejan consultoras como GfK y Context referidas al primer tramo del 2022 dejan claro que será un año cuando menos difícil. En las 10 primeras semanas del ejercicio (hasta el 13 de marzo), las ventas por canal bajaron entre un 2% y un 3%, dependiendo de la fuente.  Además, las dos líneas de producto que más ingresos dejan al canal (portátiles y smartphones) están sufriendo en este comienzo de ejercicio, con caídas entre el 15% y el 20%. Y por canales, el único que sale bien parado es el de los partners que van a la pyme. Habrá que ir, siguiendo el leitmotiv del Cholo Simeone, "partido a partido". O, como decía recientemente el directivo uno de los primeros mayoristas del mercado, toca remar de nuevo.  

LA PREGUNTA
¿En qué medida se beneficiará, como partner de tecnología, de los fondos europeos?