Noticias

Inteligencia artificial para prevenir la discapacidad visual de los niños

Movilidad

Médicos e ingenieros de Zaragoza, en colaboración con Huawei, diseñan una tecnología para hacer un test visual en 10 minutos a menores. Por el momento, niños de cinco países se benefician

La oftalmóloga Victoria Pueyo, a la derecha.
La oftalmóloga Victoria Pueyo, a la derecha.

Detectar problemas oculares en los niños es una tarea complicada porque estos muchas veces son incapaces de indicar qué dificulta su visión. Sin embargo, a la hora de tratar muchas enfermedades oculares en edades tempranas es vital el diagnóstico precoz. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay 19 millones de niños en el mundo que sufren discapacidad visual.

Para facilitar el diagnóstico en países con escasez de personal sanitario, en los últimos cinco años la startup española Dive Medical y el instituto de investigación médica ISS Aragón han desarrollado un dispositivo capaz de hacer un diagnóstico a pacientes que no cooperan. El dispositivo de Dive, en realidad una pantalla Matebook E de Huawei, mide, entre otras cosas, la velocidad a la que el niño mueve sus ojos, o su percepción del color. Y todo en un divertido test de 10 minutos.

Huawei ha promovido un proyecto en cinco países donde ha financiado las pantallas a los oftalmólogos y los smartphones P30 que son capaces de aplicar técnicas de inteligencia artificial a los resultados para determinar patrones que distinguen rápidamente ojos sanos de otros que no lo están, y así agilizar y enriquecer el diagnóstico en el futuro. Para ello, los P30 cargan un chipset Kirin 980 que va provisto de una unidad de procesamiento neuronal y usa el modelo de aprendizaje automático de Huawei.

Además, para tener los resultados del test, el oftalmólogo no necesita subir los datos a la nube. Es una app instalada en el teléfono la que los proporciona. Esto facilita el trabajo de los médicos en sitios con una pobre o nula conectividad. En el Connect 2019 de Shanghai, contaron los detalles del proyecto Victoria Pueyo, oftalmóloga del Hospital Miguel Servet, y Marta Ortín, ingeniera de la Universidad de Zaragoza, que ya presentaron la iniciativa en el último Mobile World Congress.

Las impulsoras de la colaboración con Huawei han logrado llevar 10 equipos de diagnóstico a instituciones de España, Vietnam, Emiratos Árabes Unidos, México y China. Hasta el momento, esos aparatos han revisado la vista de 1.500 niños (“o, para ser precisos, 3.000 ojos”, como recuerda Pueyo en el evento de Shanghai). Sin embargo, según la oftalmóloga esos test todavía no dan datos suficientes como para tener unas conclusiones fiables a través de la herramienta de IA, y por eso seguirán recopilando información y emitiendo diagnósticos.

Pueyo, que se pasó años trabajando con los ingenieros informáticos de Zaragoza para definir el test ocular a los niños, también dijo que le preocupa lo que pasará con cada menor después de conocerse el estado de sus ojos. Por el momento ella y el resto de oftalmólogos cuentan por lo menos con una herramienta para decir la primera palabra.  

LA PREGUNTA
El crecimiento de la economía se está ralentizando. ¿Hasta qué punto lo está notando en su negocio?