Discos duros de estado sólido 525 de Intel

El fabricante lanza una nueva gama de SSD especialmente dirigidos a los dispositivos Ultrabook, portátiles y estaciones de trabajo

Publicado el 29 Ene 2013

27779_96

Intel ha presentado hoy sus SSD Intel Solid-State Drive 525 Series (Intel SSD 525 Series), en formato reducido mSATA y con unas cadencias de hasta 6 gigabits por segundo. Una serie que ofrece a las compañías ensambladoras, clientes del canal y usuarios una solución de almacenamiento ultraportátil y de bajo consumo energético, con una octava parte del tamaño de los discos duros convencionales de 2,5 pulgadas. Estos nuevos SSD permiten impulsar la creación de nuevos dispositivos integrados, tabletas y sistemas Ultrabook.

Los SSD Intel 525 Series son la más reciente incorporación de la familia de SSD 500 Series, orientada a soluciones de altas prestaciones. Con unas dimensiones de 3,7 x 50,8 x 29,85 mm y un peso de apenas 10 gramos, su formato mSATA con su miniconector PCI Express (PCIe) permite a estas unidades ofrecer todo el rendimiento de los SSD Intel 520 Series. Siendo la opción ideal para potenciar equipos de sobremesa integrados (AIO), ordenadores portátiles, sistemas Ultrabook y estaciones de trabajo, además de poder adaptarse para soluciones en los sectores de la automoción, señalización digital, vídeo integrado y puestos de venta.

Gracias a su capacidad de lectura aleatoria de hasta 50.000 operaciones de entrada/salida por segundo (IOPS) y una cadencia de lectura secuencial de hasta 550 megabytes por segundo (MB/s), los sistemas equipados con los SSD Intel 525 Series verán aumentar sus prestaciones, hasta el punto de satisfacer las necesidades de trabajo multitarea y el uso de aplicaciones más exigentes. Además, ofrecen una capacidad de escritura aleatoria de hasta 80.000 IOPS y lecturas secuenciales de hasta 520 MB/s, lo que supone unas prestaciones de máximo nivel en el mundo de los SSD mSATA.

En el momento de su comercialización, los SSD Intel 525 Series estarán disponibles en capacidades de 30 gigabytes (Gb), 60, 90, 120, 180 y 240 Gb. La compañía ha comenzado ya a distribuir las variantes de 120 y 180 Gb de capacidad, mientras que el resto de modelos estarán a disposición del público a lo largo de este trimestre. Estas unidades ofrecen compatibilidad con el estándar de cifrado Advanced Encryption Standard (AES) de 128 bits, para garantizar una mayor protección en caso de pérdida o robo del dispositivo que los contenga. Además emplean memoria flash NAND Intel de celdas multinivel en proceso de producción de 25 nanómetros (nm) y cuentan con una garantía limitada de 5 años.

Todos aquellos usuarios que adquieran SSD Intel 525 Series tendrán acceso a Intel SSD Toolbox con Intel SSD Optimizer, una herramienta gratuita que ofrece a los usuarios de Microsoft Windows un potente conjunto de herramientas de administración, información y diagnóstico, que contribuirá a mantener la fiabilidad y el rendimiento de sus unidades, manteniéndolas como el primer día. Disponible en 11 idiomas, Intel SSD Toolbox es además compatible con Windows 8. Para contribuir a una instalación más sencilla, todos los usuarios de SSD Intel podrán descargarse, de forma gratuita, Intel® Data Migration Software, que les ayudará a clonar los contenidos de su anterior unidad de disco (ya sea otro SSD o un disco duro convencional) a cualquier SSD de Intel.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

C
Redacción Channel Partner

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4