El Gobierno invertirá en tres años 825.000 millones en la iniciativa INFO XXI

El Plan recoge 322 proyectos para impulsar la sociedad de la información entre el presente año y 2003.

Publicado el 09 Mar 2001

Una muestra de la importancia que la Administración otorga a la nueva economía fue la presentación del Plan de Acción Info XXI, por el que el Gobierno pretende impulsar la sociedad de la información. Y hasta Vitoria se desplazó José María Aznar para anunciar una subvención de 825.000 millones de pesetas para los próximos tres años con el objetivo de impulsar la sociedad de la información, y que deberá contar con el apoyo de las Comunidades Autónomas y el sector privado.

Entre los objetivos de dicho plan se encuentran el acceso de todos los ciudadanos y empresas a la sociedad de la información, de forma que se garantice que todos los colectivos sociales y las pequeñas y medianas empresas tengan acceso a Internet y al uso de las nuevas tecnologías.

Las medidas recogidas en Info XXI se articulan en tres grandes líneas. Por un lado, el desarrollo de la Administración electrónica, gracias a la cual los ciudadanos podrán demandar mejores servicios de dicho organismo y generalizar la tramitación de procedimientos administrativos a través de la Red de una forma segura. Se trata de instaurar, en la medida de lo posible, la denominada ventanilla única. En segundo lugar los ciudadanos y las empresas se integrarán en la sociedad de la información mediante una serie de programas que van desde el acceso de los propios ciudadanos a Internet, la formación de usuarios, comercio electrónico, etcétera. El tercer objetivo es reforzar la presencia del sector tecnológico español en Internet, mediante el desarrollo de contenidos digitales de calidad. Con ello, lo que se pretende es aprovechar la enorme difusión del idioma español en el mundo, así como su cultura, arte y turismo.
De las 322 iniciativas a 21 de ellas se han destinado 67.000 millones de pesetas del total, en una serie de proyectos que verán la luz en los próximos dos años relacionados con la educación, el acceso de los ciudadanos a Internet, la Red Iris 2 (Banda ancha), etc.

La oportunidad del idioma es otro de los puntos más significativos de este plan. De hecho, Romano Prodi, presidente de la Comisión Europea, destacó el papel que España tiene como país generador de contenidos para la Red.

Este plan está dirigido a la nueva economía y guarda relación con la ley aprobada el pasado mes de diciembre, la 6/2000, donde se aprobaron medidas fiscales urgentes destinadas preferentemente a la pyme con el fin de acercarla a las nuevas tecnologías.

Las críticas a dicho plan no han hecho más que comenzar, y después de realizarse un continuo seguimiento del primer año de vida de Info XXI, que en enero de 2000 fue presentado por Josep Piqué, el PSOE ha llegado a la conclusión de que sólo el 52 por ciento de dicho plan, unos 71.228 millones de pesetas, se han ejecutado tal y como se dijo.

Sin embargo, las principales asociaciones españolas de usuarios de Internet mostraron su satisfacción por la puesta en marcha del plan XXI. A juicio de Victor Domingo, presidente de AI, los 825.000 millones presupuestados suponen una cifra considerable, aunque cree que habrá que ir comprobando qué cifras son las que se destinan finalmente a proyectos concretos de desarrollo.

Hasta el momento, el primer organismo público en adoptar el Plan Info XXI del Gobierno ha sido el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), que, a través del proyecto Atlantis, conseguirá optimizar sus recursos humanos y materiales en un plazo establecido de dos años.

Otro dato relevante sobre el empeño del ejecutivo español hacia las nuevas tecnologías fue la reunión que mantuvieron en la Moncloa Aznar y el presidente y CEO de Cisco, John Chambers, una de las empresas más poderosas que hay actualmente dentro del sector del networking e Internet. En el transcurso del encuentro se habló, entre otras cosas, de las posibilidades de lo que se ha dado en llamar nueva economía basada en la Red y en las enormes posibilidades que ofrece para países como España. Chambers ha sido asesor tanto para Clinton como para el actual presidente de Estados Unidos George Bush en temas de comercio, Internet y educación, lo cual dice mucho de su experiencia sobre estas cuestiones.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4