La atonía en las ventas de PC y W2000 rebajan las expectativas de Microsoft

El proveedor de software no ha alcanzado los ingresos esperados y se ve obligado a recortar sus previsiones para este año.

Publicado el 09 Ene 2001

Microsoft no ha alcanzado los ingresos que había previsto para el segundo trimestre de su ejercicio fiscal 2001 a nivel mundial. La compañía anunció que este trimestre, que se cerró el 31 de diciembre, sus ganancias caerían entre un 5 y un 6 por ciento por debajo de las expectativas y que los beneficios por

acción descenderían entre el 46 y el 47 por ciento. Respecto a la facturación total prevista para el año 2001, el gigante del software también estima una reducción del 5 por ciento frente a la cantidad esperada inicialmente, con lo que se sitúa en torno a los 25.200 millones de dólares.

El recorte de previsiones se debe principalmente a dos factores la lenta marcha del mercado de PC, que ha motivado una caída de ventas en algunas de las versiones de Windows, y la baja adopción de Windows 2000, que ha hecho que las ventas de Microsoft Office se hayan estancado.

John Connors, director financiero de Microsoft, afirma que los problemas que sufre la compañía se deben a la recesión económica general de finales de año. Estamos asistiendo a un periodo de debilidad en el gasto en Tecnologías de la Información, que ha tenido fuertes repercusiones en las ventas de software para ordenadores de sobremesa, declaró. Connors explicó que la industria en general ha visto ralentizados sus ingresos por ventas publicitarias y suscripción a través de la Web, lo que ha afectado a la línea de consumo, el portal de servicios y noticias MSN y, sobre todo, a las ventas de software de sobremesa.

Los analistas coinciden en que Microsoft está sufriendo un fuerte revés con las bajas ventas de software para PC y un crecimiento más lento de lo esperado de sus aplicaciones en el mercado, ya que el 46 por ciento de la facturación de la compañía proviene de las aplicaciones de sobremesa y, principalmente, de las distintas versiones del paquete Office.

Las ventas de Office 2000 no han ido como se esperaba debido a la lenta adopción de Windows 2000. El gigante del software había previsto un impacto fuerte en el mercado con esta nueva versión, que impulsaría las ventas de Office, pero tras la gran inversión llevada a cabo por las empresas a causa del efecto 2000, el año comenzó con una caída importante del gasto en tecnología.

Con el lanzamiento de Windows 2000, la compañía planeó para finales del 2000 que entre el 15 y el 20 por ciento de Windows 95, 98 y NT se convirtieran a la nueva versión. Sin embargo, la lenta marcha del mercado cerró el año con un porcentaje de conversión inferior a 10 puntos.
Microsoft ha dado el último paso en su proceso de apelación a la sentencia judicial que determinó la división de la compañía en dos partes. El pasado mes de noviembre el gigante del software presentó un informe ante el Tribunal Federal en el que argumentó que el juez que dictaminó la sentencia malinterpretó la ley. Este informe es el primero de los recursos escritos que ha llevado a cabo la compañía tras conocer el dictamen y en los próximos meses se celebrará una nueva vista oral ante el tribunal.

Microsoft ha atacado la sentencia del juez Jackson desde distintos frentes, argumentando que la aplicación de la ley antimonopolio a su compañía se ha llevado a cabo de forma errónea. La actitud de negocio de Microsoft está recogida en los estatutos antimonopolio de los Estados Unidos, donde se especifica que constituirse en monopolio no implica necesariamente una violación de la ley, explican los abogados defensores. Consideramos que ha habido una mala interpretación de estos estatutos en la sentencia dictada contra Microsoft, añaden.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3