Noticias

Smart home, ¿nueva veta de negocio para el canal?

Movilidad

Context desvela que los partners españoles aún no son conscientes de las oportunidades de Smart home, un negocio que explotará en un plazo de tres a cinco años y que implicarán un gasto medio de 316 euros

smart home
smart home

Aunque todavía en un estadio incipiente, el negocio de Smart home se está configurando como una de las mayores oportunidades para la industria y los partners de canal TI, según argumenta Elena Montañés, country manager de la consultora europea Context, en relación a tendencias de futuro. “En los próximos dos años los partners de canal podrán acceder a un mercado potencial muy interesante que está experimentando interesantes cifras de crecimiento”. En la reciente celebración de Melco, el club de negocios de retail, la directiva ya expuso los resultados de un informe elaborado por la consultora en la que se confirman las buenas expectativas de esta nueva tendencia de negocio.

De acuerdo a los datos manejados por la consultora, las ventas de los dispositivos y soluciones asociados a Smart Home en el canal fueron las que experimentaron un mayor incremento (99%) en los primeros cinco meses del año –hasta la semana 20 de 2017- muy por encima de otras categorías como los dispositivos wearables, seguridad o software. Dentro de esta categoría, las líneas que más destacaron fueron los accesorios para dispositivos smart home y otros elementos conectados con un 67,5% y un 42,8% de crecimiento, respectivamente. El área de iluminación y negocio eléctrico también progresó un 59,6% mientras que todo el negocio de seguridad inteligente, control de acceso y soluciones para la vivienda asistida también aumentó un 23,4%.

Alemania y Reino Unido, por delante

Pero, ¿es el canal consciente de las oportunidades que les ofrece la casa inteligente? En algunos países más que en otros, según desvela el revelador informe de Context y explica Elena Montañés. Hay cinco países que lideran el camino en EMEA y Latinoamérica gracias al mayor porcentaje de partners que han comenzado a otear las posibilidades de este tipo de soluciones. Alemania, Holanda, Reino Unido, Suecia y Francia son, por este orden, los países donde existe una mayor receptividad por parte de los socios. Por otro lado, los miembros de la cadena de valor del canal de distribución de España, México, Italia, Brasil y Rusia son países donde todavía no ven posibilidades de monetizar y rentabilizar las inversiones en el escenario de Smart home y se encuentran en un estadio de conocimiento menor.

Aunque desde hace dos años se lleva hablando de este fenómeno, ha sido este ejercicio cuando se ha producido el gran salto en conocimiento por parte de todos los socios que podrían estar involucrados en este mercado. Así lo desvela el estudio de Context en el que destaca el elevado grado de interés (70% de conocimiento) que está despertando el negocio de las casas inteligentes entre los socios de canal alemanes. En un segundo nivel se encuentran los partners de Francia y Reino Unido, mientras que los italianos y españoles aún no están al tanto de las oportunidades que ofrecen estas soluciones.

¿Y cuánto tiempo tardará el Smart Home en aterrizar en el canal? Pues parece que todavía tendrán que pasar de tres años para que los distribuidores aparezcan estas soluciones en los catálogos de los distribuidores. Antes de esa fecha parece prematuro hablar de una apuesta seria por este negocio y la mayoría de los distribuidores consultados se decantan por un suave despegue. El gasto medio en productos Smart home será de unos 316 euros en el próximo año, de acuerdo a las pronósticos facilitados por Context, una cifra promedio respecto a la mayor inversión prevista por los socios suecos (456 euros) y los italianos (266 euros).

También se deben superar algunas barreras iniciales que influirán en la progresiva asunción de este negocio y entre las cuales destacan el precio elevado de muchos de estos productos o la incapacidad para identificar beneficios tangibles con la comercialización de estos productos. Los partners españoles destacan estos dos aspectos como inhibidores y también el mínimo conocimiento acerca de cómo funcionan los productos Smart home (36,1%).

El smartphone también tendrá un peso en el entramado de smart home porque será el dispositivo preferido para acceder a este tipo de soluciones. “Aunque el móvil será la opción mayoritaria, los rusos prefieren acceder a través de la televisión, los suecos también utilizan las tabletas mientras que los británicos apuestan por la voz”. En cuanto a las motivaciones que moverán a los usuarios a adquirir estos productos y soluciones los distribuidores españoles consultados aluden a la seguridad, y el ahorro en las facturas de electricidad.

LA PREGUNTA
¿Crees que los nuevos Xeon Skylake serán un revulsivo para el mercado de servidores?