opinión

¿Es la IA un elemento diferenciador para el crecimiento de las empresas?



Dirección copiada

Quique Martínez, CEO de Plain Concepts

Artículo publicado el 9 jun 2023



Quique Martínez, CEO de Plain Concepts
Quique Martínez, CEO de Plain Concepts

El avance acelerado de la inteligencia artificial (IA) ha despertado un gran interés en descubrir cómo se están aplicando las últimas novedades en las empresas que nos rodean. Estos nuevos modelos han emergido como una auténtica revolución tecnológica que muchas personas ya comparan a la de los años 70, cuando los ordenadores entraron en las empresas y estas pasaron a automatizar muchos procesos.

La IA cuenta con la capacidad de transformar múltiples industrias al optimizar procesos, reducir costes y mejorar la toma de decisiones. Ante ello, se abren nuevas oportunidades de negocio y crecimiento al ofrecer soluciones personalizadas basadas en el análisis de grandes volúmenes de datos.

Aunque herramientas como Chat GPT o Google Bard han contribuido recientemente a su creciente fama, la IA es una tecnología que lleva años siendo modelo de uso para las compañías. De hecho, podemos afirmar que, actualmente, es un elemento diferenciador que puede definir que una compañía tenga posibilidades de crecer o no en el futuro.

El uso de datos ha desempeñado un papel fundamental en el desarrollo de estos nuevos modelos. La gestión adecuada del big data es la clave para aprovechar plenamente el potencial de la IA, ya que esta depende, en gran medida, de la disponibilidad y calidad de los datos para su funcionamiento óptimo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que compartir datos sensibles de una empresa conlleva siempre algunos riesgos que deben ser abordados con medidas de seguridad y protección adecuadas.

En Plain Concepts llevamos más de diez años trabajando en proyectos reales que utilizan la IA de manera efectiva, y uno de ellos ha sido el desarrollo de un framework de adopción de la IA generativa capaz de proporcionar un entorno controlado en el uso de esta tecnología para aumentar la seguridad empresarial y evitar la fuga de información durante la interacción con estos modelos disruptivos. Por el momento, esta herramienta pionera ya ha sido probada con éxito en una cuarentena de compañías de distintos sectores.

Mientras que una persona podría requerir horas para leer y extraer información relevante de documentos de 500 o 1.000 páginas, la IA es capaz de realizar esta tarea en cuestión de segundos

En un mundo en constante evolución, es crucial reaprender del dato y comenzar a predecir comportamientos futuros. En este sentido, la IA tiene un potencial significativo en el ámbito de la gestión de datos que las empresas deben saber aprovechar.

Por ejemplo, estos nuevos modelos presentan una capacidad excepcional para agilizar la lectura y análisis de extensos documentos en sectores como la construcción o el ámbito legal. Mientras que una persona podría requerir horas para leer y extraer información relevante de documentos de 500 o 1.000 páginas, la IA es capaz de realizar esta tarea en cuestión de segundos. Este avance tecnológico permite a las empresas obtener de manera rápida y precisa los datos más importantes necesarios para tomar decisiones fundamentadas y definir los próximos pasos a seguir.

Otras áreas donde la IA puede marcar la diferencia para el futuro desarrollo de las empresas son la automatización de procesos, liberando a los empleados para enfocarse en tareas de mayor valor; la personalización de productos y servicios, que brinda a las empresas la capacidad de ofrecer recomendaciones y experiencias personalizadas a sus clientes; la preselección de candidatos en procesos de contratación, que optimiza y reduce la carga de trabajo para los reclutadores, o la mejora de la seguridad cibernética en la detección de amenazas de manera más eficiente, protegiendo así los sistemas y datos de posibles ataques.

La IA ha demostrado su valor en diversos aspectos prácticos que, si los aplicamos de forma adecuada, pueden ayudar a las empresas a optimizar sus operaciones. Las empresas deben evaluar cuidadosamente sus necesidades y objetivos para buscar soluciones que se ajusten a sus requisitos específicos. También es necesario un enfoque proactivo por parte de los líderes empresariales para comprender el estado del arte de la IA generativa y adoptarla estratégicamente en sus organizaciones.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4